En la operación, EE UU busca eliminar a Abu Talha Al-Sudani, líder de Al Qaeda en África y acusado de participar en los atentados de 1998 contra las embajadas norteamericanas en Tanzania y Kenia.

EE UU no ha confirmado si Al-Sudani ha muerto en el ataque, aunque asegura que ayer murió al menos un miembro de Al Qaeda. La  CNN habla de 19 muertos, entre ellos cuatro pastores. En el primer ataque, el lunes, murieron más de 20 terroristas y otros 28 fueron capturados.

Cortes Islámicas

En esta zona del país se esconden las milicias de las Cortes Islámicas, expulsados de la capital, Mogadiscio, hace unas semanas por el Ejército somalí con ayuda de las tropas del país vecino, Etiopía. El presidente del Gobierno de transición somalí, Abdullahi Yusuf Ahmed, calificó ayer el ataque aéreo de EE UU «como una solución correcta en la lucha contra el terrorismo».