«Nuestros hijos están más seguros, pero no basta»
Un grupo de niños cruza el paso de peatones junto al colegio Salesianos. A la derecha, un alumno a punto de cruzar por un paso sin señalizar. G.A.

A partir de mañana, cuatro colegios de Barakaldo contarán con girotaldes (patrullas de vigilancia) para ayudar a los alumnos a cruzar los pasos de peatones a la entrada y salida de las clases. Una veintena de vecinos, que estos días están recibiendo un curso de formación sobre seguridad vial, se repartirán estas tareas en los centros de Zuazo, Rontegi, Salesianos y Paules. Se encargarán de avisar a los alumnos de cuando pueden atravesar las carreteras sin peligro.

Sin embargo, algunos padres, pese a mostrarse partidarios de esta medida, no se encuentran del todo satisfechos. «Está bien que hagan estas cosas, pero lo que deberían hacer es poner un semáforo de una vez», comentaba ayer a 20minutos el padre de una alumna de ESO del colegio Salesianos. Para él, como para otros progenitores, «la medida no es suficiente».

Los familiares de los alumnos llevaban ya un tiempo demandando más seguridad para ellos. «Mi nieta tiene ya 12 años, pero aun así, no me atrevo a dejarla venir sola, porque hay coches que pasan por aquí con mucha prisa», cuenta la abuela de otra alumna, que tiene que cruzar a diario el paso de peatones de la calle Pormetxeta, junto al mismo centro, uno de los tramos más peligrosos para los chavales.

La vigilancia de los girotaldes de Barakaldo se extiende, además, al tiempo en que los colegios están abiertos tras las clases, así como a los fines de semana y festivos, cuando se encargan de controlar 18 centros. Su misión es la de evitar el botellón o los actos vandálicos, que se han ido sucediendo en los últimos tiempos, y que han causado diversos desperfectos en varios de los recintos educativos.

En otras localidades, como Santurtzi, se ha incrementado la presencia de vigilantes privados en todos los colegios, con el fin de atajar los problemas de drogas y alcohol entre los estudiantes.

Sólo por la mañana y por la tarde

Algunos padres creen que la medida adoptada por el Organizmo Autónomo para el Desarrollo de Barakaldo, Inguralde, también cojea por otro lado: los girotaldes solamente estarán presentes en el acceso al colegio por la mañana y por la tarde, excepto en el de Rontegi, donde también acudirán al mediodía. Reclaman que esta opción se extienda a los otros tres centros.