Manifestaciones en Egipto
Egipcios rodean un tanque blindado durante las manifestaciones. FELIPE TRUEBA / EFE

España decidió no aprobar nuevas operaciones de venta de material militar a Egipto tras el derrocamiento del Gobierno de los Hermanos Musulmanes el pasado 3 de julio y estudiará la próxima semana congelar las exportaciones de material de Defensa autorizadas con anterioridad a ese momento, han informado este martes fuentes del Ejecutivo.

Se trata de un 2,6% de las ventas totales de España a nivel mundial

Según han indicado las citadas fuentes, "desde el mismo momento" en que se produjo la caída del presidente Mohamed Morsi, el Gobierno español decidió no autorizar ninguna nueva exportación de material militar y del denominado como 'otro material', para uso policial y de caza. Esta decisión se ha mantenido a la vista de la situación generada en Egipto y se ha hecho efectiva denegando algunas solicitudes que, según las mismas fuentes, se han recibido en los meses de julio y agosto.

Además, el Gobierno está analizando la posibilidad de "revocar o suspender indefinidamente" las licencias de exportación de material militar a Egipto aprobadas antes de estos acontecimientos. En concreto, la próxima semana se reunirá con carácter extraordinario la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso (JIMDDU) con el objetivo de estudiar la revocación o suspensión de las licencias vigentes de exportación de material de defensa y otro material y la denegación de las que están pendientes de autorización desde entonces.

En 2012, el Gobierno español aprobó 46 licencias de ventas de material armamentístico a Egipto con un valor total superior a los 92,7 millones de euros. Las exportaciones realizadas supusieron 50,3 millones de euros —un 2,6%de las ventas totales de España a nivel mundial—, según un informe difundido en junio por la Secretaría de Estado de Comercio.

Amnistía Internacional pide su suspensión

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) pidió que se suspenda el comercio de armas con Egipto a raíz de los enfrentamientos que han dejado centenares de muertos en el país durante la última semana. "Las entregas debe ser congeladas hasta que se hayan llevado a cabo investigaciones exhaustivas, diligentes e imparciales", señaló AI en un comunicado emitido en su sede en Londres. "No deberían enviarse más armas hasta que las autoridades egipcias puedan demostrar que las fuerzas de seguridad no las van a usar ilegalmente", sostuvo la organización.

No deberían enviarse más armas hasta que se demuestre que no se van a usar ilegalmenteLos choques entre las fuerzas de seguridad egipcias y los partidarios del depuesto Gobierno islamista dejaron hasta este lunes unos 900 muertos en Egipto, según Amnistía Internacional.

Para AI, la "excesiva e injustificada fuerza letal que se ha visto esta semana es parte de una forma de actuar habitual que Amnistía Internacional ha documentado durante años" en Egipto.

La organización instó a los líderes mundiales a rechazar las exportaciones de armas convencionales cuando "hay riesgo de que esas armas se utilicen para facilitar violaciones flagrantes de los derechos humanos". En un informe hecho público esta semana, AI reunió testimonios recogidos en los recientes disturbios en El Cairo que ponían de manifiesto el "desprecio por la vida humana" por parte de las fuerzas de seguridad egipcias. "A la luz de los testimonios iniciales y otras pruebas que hemos reunido, parece haber poco espacio para dudar de que las fuerzas de seguridad han actuado con un flagrante desprecio por la vida humana, y es necesaria con urgencia una investigación completa e independiente", afirmó AI.

Reunión en Bruselas

Las medidas que estudia España están en línea con las que barajan otros países socios de la UE, como Reino Unido, Francia y Alemania. De hecho, este miércoles tendrá lugar en Bruselas un Consejo de Asuntos Exteriores convocado con carácter extraordinario para revisar las relaciones con Egipto y examinar medidas de presión como la congelación de las ayudas o el embargo de armas, como modo de presión para forzar a las autoridades del país a poner freno a la represión violenta emprendida contra los seguidores del presidente depuesto.

Los Veintiocho ya tuvieron una primera reunión el lunes a nivel de embajadores que sirvió para reiterar su llamamiento al fin de la violencia y apelar a una "solución política" entre las partes, pero no avanzaron en la definición de las sanciones que el bloque europeo podría activar. Los jefes de las diplomacias europeas esperan una lista de opciones que habrá preparado en los días previos la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, y que incluirá ideas ya planteadas por distintos Estados miembros, según adelantó el lunes el representante especial de la UE para el Mediterráneo Sur, Bernardino León.

EE UU no ha retirado su ayuda

Las informaciones vertidas en varios medios de comunicación que aseguraban que el Gobierno de Estados Unidos había puesto fin a sus ayudas a Egipto "no son exactas", según ha afirmado este martes el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest. "La revisión no se ha concluido", ha asegurado Earneat, que ha precisado que "las informaciones publicadas en sentido contrario, sobre que la asistencia a Egipto ha sido eliminada, no son exactos".

El portavoz también ha afirmado que la detención del líder espiritual de la organización islamista Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, "no está en la línea" de los estándares que Estados Unidos desea que Egipto adopte para proteger los Derechos Humanos básicos.