AGE ha defendido, a la vista de la decisión del juez Luis Aláez de imputar en la causa que investiga el accidente ferroviario de Santiago a los responsables de la seguridad de la línea Santiago-Ourense, que "el bipartidismo PP-PSOE" debería "asumir su responsabilidad" por el "cambiazo" en el AVE gallego. "Se vendió como tal, cuando no lo era", ha sostenido.

A través de un comunicado, Alternativa Galega de Esquerda ha abundado en que "los responsables" de las "deficiencias" de seguridad en ese trazado son los directivos de ADIF y Renfe y los políticos que tomaron parte en la construcción del AVE.

"Queda acreditado que fueron decisiones políticas, primero en 2010 con el PSOE y después con el PP, las que determinaron el cambio de ancho de vía, la no implantación efectiva del sistema ERTMS (que sí estaba previsto en el proyecto de 2009) y las deficientes condiciones de señalización", ha subrayado la coalición de Anova e IU.

De hecho, ha apuntado que el hecho de que el juez solicite "copia formal" de las intervenciones de la ministra de Fomento, Ana Pastor, y de los directivos de Renfe y Adif, Julio Gómez-Pomar y Gonzalo Ferre, respectivamente, hace prever "con total seguridad nuevas imputaciones penales por elevación de responsabilidad política y de gestión".

En este escenario, Alternativa ha reiterado su petición de que se abra una comisión de investigación sobre el accidente en la Cámara gallega y de que el Parlamento se persone en el proceso penal. "No sólo está en juego la reparación de las víctimas y de sus familias, sino también las condiciones de seguridad de la red ferroviaria gallega", ha advertido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.