La alcaldesa de Marbella (Málaga), Ángeles Muñoz, ha anunciado este martes que el Ayuntamiento marbellí solicitará al Ministerio de Medio Ambiente un estudio exhaustivo sobre el estado del cargadero de mineral de la playa de El Cable, la rehabilitación de la estructura y que pueda revertir al Consistorio con titularidad municipal.

Así, Muñoz ha explicado que "tanto el Ministerio de Medio Ambiente como la Consejería de Medio Ambiente nos han informado de que hay una parte deteriorada que puede suponer un peligro para las embarcaciones de recreo o para los buceadores que estén en una zona con un fondo marino muy singular" y ha precisado que "por esta razón queremos conocer la situación exacta de la torre y que sea objeto de una actuación específica".

La regidora ha indicado en rueda de prensa que, "la Consejería de Medio Ambiente, nos dijo que no contaba con una partida presupuestaria para esta actuación, pero el Ministerio de Medio Ambiente nos ha trasladado su voluntad de invertir en la rehabilitación del cargadero de El Cable" y ha avanzado que "una vez que se lleve a cabo, el Ayuntamiento pedirá la reversión porque es un vestigio histórico importante y hay que conservarlo".

Asimismo, la regidora ha señalado que el Ayuntamiento también solicitará a la Autoridad Portuaria de Málaga que le ceda la utilización de del faro de Marbella. En este sentido, ha apuntado que "tampoco es un edificio de titularidad municipal, pero nuestra intención es que pueda tener un uso turístico o cultural y que los jardines, de cuyo mantenimiento se está encargando el propio Ayuntamiento, puedan ser más transitables para el disfrute de los ciudadanos".

Servicio de ayuda a domicilio

Por otra parte, la primera edil ha anunciado que el Ayuntamiento ha sacado a concurso el servicio de ayuda a domicilio con un importe de 7,3 millones de euros por un periodo de dos años prorrogable otros dos. Además, ha precisado que el pliego de las prescripciones técnicas ya se puede consultar en el Perfil del Contratante de la página web municipal y que las empresas que se presenten deben acreditar su solvencia profesional y técnica.

Muñoz ha indicado que el Ayuntamiento, a través de las cláusulas sociales, valorará especialmente a las empresas que contraten a personas desempleadas de Marbella, sobre todo a aquellas con más dificultades de acceso al mercado laboral como jóvenes menores de 35 años, mujeres, discapacitados y mayores de 45 años que sean parados de larga duración.

La alcaldesa ha explicado que "es un servicio dirigido a las personas con algún grado de dependencia que tengan dificultades para realizar sus tareas diarias" y ha recordado que hasta ahora lo ha estado ofreciendo la empresa nacional Eulen con una media de 150 trabajadores por año.

En cuanto a la financiación, ha indicado que procede de las transferencias del Gobierno central a la Junta de Andalucía y que el Ayuntamiento también aporta una cantidad para aquellos usuarios que tengan concedida la dependencia pero aún no la hayan cobrado del Gobierno autonómico y para las familias de especial vulnerabilidad.

Consulta aquí más noticias de Málaga.