Basta simplemente con acercarse a la estación de Abando. En el vestíbulo de la zona de andenes se ha instalado un punto de acceso y descarga a través de la tecnología inalámbrica Bluetooth. Este punto es en realidad una columna en la que de forma gráfica están indicadas con detalle las instrucciones para realizar la descarga. Y cuando se produzcan cambios sustanciales en los horarios de trenes, Renfe ofrecerá de nuevo la posibilidad de una nueva descarga con los cambios.