El Partido Animalista-PACMA, después de conocer el "grave incidente" causado por "la falta de seguridad" en el encierro de Iriépal (Guadalajara), considera "probado" que los encierros por el campo no cumplen con el nuevo Reglamento de Festejos Taurinos populares de Castilla-La Mancha.

En un comunicado, PACMA ha criticado además que el nuevo Reglamento "no evita que se sigan cometiendo irregularidades, ni sanciona de ningún modo el maltrato a los animales".

De este modo, el Partido Animalista ha exigido a las autoridades que no concedan la autorización para este tipo de encierros en los que, al no estar delimitado el recorrido del encierro, los animales invaden carreteras y zonas habitadas en su intento de huida.

"Como ha sucedido en Iriépal, y sucede habitualmente, en los encierros por el campo no se puede asegurar la vuelta a corrales de los toros, por lo que se resuelve en muchos casos dando muerte a los animales de un disparo por parte de la Guardia Civil, algo que es absolutamente irregular", ha destacado la formación.

Además, ha lamentado el nuevo Reglamento aprobado no recoge ninguna sanción para el caso en el que los animales fueran maltratados, "hecho que denota la nula posibilidad de evitarlo en unos encierros que se han convertido en una carrera de acoso y derribo contra los animales con todo tipo de vehículos a motor".

El Partido Animalista, recuerda, viene denunciando desde hace cuatro años este tipo de encierros que se dan en la comarca de La Alcarria, Guadalajara.

Desde el Partido Animalista reclaman "un trato ético" para los animales y "un cambio de paradigma" en la legislación que permite que los encierros que inundan los pueblos de España en verano se conviertan "en una auténtica sangría" donde los animales son "las víctimas silenciosas".