El portavoz socialista en la Comisión de Sanidad, Bienestar Social y Familia de las Cortes de Aragón, Eduardo Alonso, ha criticado hoy que para el Gobierno de Rudi "no existen los enfermos mentales" y ha lamentado que la unificación de los centros de salud mental que impulsa el Ejecutivo aragonés contribuirá a la "estigmatización" de estos pacientes en dos centros de referencia.

Eduardo Alonso ha recordado que, a finales del pasado mes de junio, el Grupo Socialista ya alertó de los "planes" del Gobierno de Luisa Fernanda Rudi en cuanto a la reestructuración de los recursos operativos de esta especialidad médica.

Unos cambios que "no ha dado a conocer a la opinión pública ni a los profesionales y que ponen de manifiesto el olvido del Gobierno de la señora Rudi con los enfermos mentales, ya que no existe un plan de salud vigente y hay una gran falta de planificación, además de que las listas de espera no paran de aumentar, se dilatan las revisiones a los pacientes y apenas se realiza atención domiciliaria", ha criticado.

El diputado socialista ha explicado que los pacientes entraban antes por la misma puerta que entra todo el mundo en los mismos centros de salud.

"En su entorno tenían la posibilidad de ser atendidos por profesionales especializados y, en caso de necesitarlo, podían ser derivados a atención hospitalaria de corta, media o larga estancia; también en su entorno disponían de recursos de rehabilitación, de inserción, ocupacionales, sociales, y no se les desestructuraba, permaneciendo en el entorno más favorable, que es el familiar".

Sin embargo, Eduardo Alonso ha subrayado que "nuestros temores se están cumpliendo". Si el Gobierno de Rudi unifica estos centros de salud mental contribuirá a "estigmatizar a los enfermos mentales, ya que se les concentrará en espacios libres de Valdespartera y Sagasta, de tal forma que saldrán de su barrio, de su entorno familiar y de sus centros ocupacionales".

INICIATIVA

Ante esta situación, el Grupo Socialista ha registrado hoy una interpelación al consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, para conocer con detalle la política que está desarrollando el Gobierno de Rudi en salud mental. "La presidenta Rudi y el consejero Oliván deberían ser conscientes de que están destruyendo una herencia asistencial eficaz y sostenible y de que sus políticas pueden acarrear un elevado sufrimiento para los pacientes y sus familias además cuantiosos costes económicos".

Por último, Alonso ha incidido en la "falta de planificación" absoluta del Gobierno de Aragón en salud mental, ya que, según datos recientes, han desaparecido 16 camas de corta estancia en el Hospital Provincial, no se ha cumplido con el anuncio de creación de 19-30 camas psiquiátricas de agudos para el sector 2 del Hospital Miguel Servet y hay un déficit del 40 por ciento de camas de hospitalización psiquiátrica aguda para adultos.

Alonso ha lamentado que 25 pacientes han tenido que ser trasladados desde las urgencias psiquiátricas de Zaragoza al Hospital Obispo Polanco de Teruel y otros siete pacientes al San Jorge de Huesca, y además no existen camas en Aragón para desintoxicación hospitalaria de pacientes con conductas adictivas. Asimismo, ha criticado que no se cuenta con la plantilla suficiente para atender las necesidades asistenciales de la población asignada.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.