La Unidad Militar de Emergencias ha movilizado a más de medio centenar de efectivos para colaborar en las tareas de búsqueda de cuatro espeleólogos madrileños perdidos desde el pasado sábado en la cueva Rubicera, en el Collado del Asón.

Según ha informado la UME, se han enviado dos equipos de espeleo-socorro del Cuarto Batallón de Intervención en Emergencias (

Biem iv), con sede en la Base Aérea de Zaragoza. De los 57 militares que se han desplazado a Cantabria, 38 son especialistas en montaña con capacidad para equipar tramos y transportar heridos.

Se sumarán a las labores que llevan a cabo desde el pasado domingo efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil, en las que también colabora Protección Civil del Gobierno de Cantabria.

Los espeleólogos entraron el sábado en la cueva Rubicera para hacer una ruta que deberían haber terminado a última hora de ese mismo día. Al no salir de la cavidad, y después de esperar por si se trataba de un retraso, un compañero que se había quedado fuera avisó el domingo a la Guardia Civil.

El Instituto Armado puso en marcha entonces el operativo de búsqueda con efectivos del GREIM de Potes, a los que se incorporaron el lunes, miembros de Mieres y Cangas de Onís (Asturias) y Sabero (León), hasta sumar un total de 14. También colaboran agentes del puesto de la Guardia Civil de Ramales y otros espeleólogos de la zona, según informaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

Después de acceder a la cavidad por diferentes caminos sin obtener resultado, los agentes tenían previsto hacer hoy la misma ruta que realizaron los cuatro espeleólogos desparecidos, —tres hombres y una mujer, de entre 32 y 49 años—, en la sima de Acebo Rubicera, que tiene una duración de unas diez o doce horas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.