El Gobierno vasco quiere poner en forma los pisos de Euskadi y, por eso, ha aumentado las ayudas a la rehabilitación de casas. Así, el Departamento de Vivienda espera subvencionar cada año la renovación de 15.000 pisos.

Los 13,5 millones de euros que se repartirán en 2007 los propietarios y comunidades de vecinos servirán para reforzar el edificio, poner ascensor o aumentar el aislamiento térmico. Así, la cuantía máxima de todas las ayudas subirá un 10% respecto a 2006.
Buena noticia, pues, para los que tienen piso y buena nueva también para los que no, ya que las ayudas que se va a gastar este año el Departamento evitarán que las viviendas envejecidas se abandonen. Esto encarecería más los pisos nuevos.

Los discapacitados serán los más beneficiados: se llevarán hasta 5.940 euros para adecuar su casa. También los propietarios podrán recibir hasta 5.500 euros para hacer obras estructurales, como el ascensor o la fachada.

Además, el dinero público pagará a la comunidad de vecinos el 10% de las obras comunes. Unas actuaciones que a los edificios de más de 50 años no les queda otro remedio que acometer, pues es obligatoria la inspección técnica al medio siglo de vida de la casa.

Vivienda abonará hasta 2.000 euros para pagar la revisión (que puede costar hasta 900 euros) y parte de la posterior obra a realizar.

Los beneficiados

ONG.- Por primera vez, las ONG recibirán una subvención del 50% del coste de la rehabilitación de su sede.

Lonjas en viviendas.- Habrá ayudas para convertir lonjas en pisos, pero siempre que el propietario esté dispuesto a convertir el local en vivienda de protección oficial.

Zonas especiales.- Las rehabilitaciones de pisos en áreas históricas o degradadas recibirán más dinero que el resto.

57 millones.- Es la inversión del Gobierno vasco en rehabilitaciones de 2002 a 2006.