El 87,28 por ciento de los aragoneses considera que hay que impedir el abuso de la sanidad pública y que los responsables políticos deben adoptar medidas reguladoras en este sentido, para asegurar la calidad y el funcionamiento de este servicio público, según el último Barómetro realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), ha informado el Gobierno de Aragón.

Además, el 67,15 por ciento de los ciudadanos aragoneses consideran que el sistema sanitario, aunque es bueno, necesita cambios. El Gobierno autónomo ha apostado desde el principio por la optimización de los recursos con el compromiso de garantizar y consolidar unos servicios sanitarios públicos de calidad, han señalado.

MEDIDAS

Para ello elaboró el plan de las 400 medidas 2012-2015 para mejorar y optimizar el sistema sanitario de Aragón. Este plan fue realizado durante más de cinco meses con la intervención de 140 personas, el Consejo de Salud de Aragón y unas 30 entidades y organizaciones, que aportaron sus propuestas.

Parte de estas 400 medidas ya han visto la luz, ejemplo de lo cual es la puesta en marcha de la compra centralizada con productos, el seguimiento exhaustivo de la programación y citación de pacientes, los tiempos de ocupación de los quirófanos gracias las auditorias internas realizadas en los hospitales, el refuerzo de la inspección médica, la implantación real de la receta electrónica y el fomento de los fármacos genéricos.

En cuanto a intervenciones quirúrgicas y gracias a una mejor gestión y al esfuerzo del personal sanitario, en 2012 se hicieron 5.000 operaciones más en horario ordinario que en 2011 y en el primer cuatrimestre de 2013 se realizaron 2.500 intervenciones más que en el mismo periodo del año anterior.

En cuanto a la farmacia, Aragón ha ahorrado ya en un año alrededor de 65 millones de euros. Además la comunidad aragonesa fue la que más ahorró en farmacia en el mes de junio, con un gasto de 23.214.691 euros, es decir un 29,92 por ciento menos que en el mismo periodo del pasado año cuando fue de 33.128.328 euros.

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón siempre ha defendido que en el área de farmacia existía un importante margen de ahorro y que el nuevo sistema que se aplica en función de la renta es estrictamente disuasorio, para evitar el abuso.

Además el reintegro que se efectúa a los pacientes cuando se superan los topes fijados se han establecido con una periodicidad de tres meses y de un mes cuando las cantidades acumuladas superan los 30 euros. Un año después de la aplicación de la medida del pago de recetas en función de la renta la situación es de plena normalidad.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.