Unión Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Murcia, a través de su concejal José Antonio Sotomayor, ha mostrado su rechazo a la tala y poda "masiva" que se está llevando a cabo durante el mes de agosto por parte de la Concejalía de Medio Ambiente del Consistorio.

Para Sotomayor, "es urgente detener a tala de árboles hasta no tener un verdadero Plan de revegetación del casco urbano, donde esté claramente definido qué tipo de vegetación queremos para las calles y jardines de Murcia", según informaron fuentes de la formación magenta en un comunicado.

Además, cree que dicho Plan "debe tener en cuenta la opinión de los vecinos de cada uno de los barrios" donde se decida llevar a cabo la sustitución del arbolado, "puesto que son ellos los destinatarios finales para el uso y disfrute de los espacios ajardinados de la ciudad, costeados con sus impuestos".

"Es decir, un Plan riguroso donde se seleccionen los árboles que se pretenden talar, que se contemple por qué especies se pretenden sustituir y cuáles son los criterios para su elección, y que cuente con la participación ciudadana", señala.

Asimismo, el edil de la formación magenta afirma que estos hechos "parecen fruto de una improvisación sin ningún rigor estético, puesto que están dejando calles y avenidas como Puerta Nueva con olmos inmensos junto a moreras recién plantadas".

Para UPyD Murcia las acciones que se está llevando a cabo en el casco urbano de Murcia "son muy cuestionables", y lamenta que la concejala responsable, Adela Martínez Cachá, tome este tipo de decisiones sin consultar con los vecinos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.