La empresa del servicio de autobús urbano seguirá criterios de antigüedad para la elección de los 153 despidos que aplicará, después de que este lunes concluyera sin acuerdo la negociación con el comité de empresa sobre el ajuste de plantilla.

De este modo, la dirección de la empresa prescindirá del 12,3 por ciento de las plantilla, formada por 1.200 trabajadores, y además de los criterios de antigüedad se ajustará de forma proporcional por secciones.

De los 153 despidos, 25 se han acogido a la baja voluntaria, por lo que el resto se elegirán en función del tiempo de relación con la empresa y se priorizará la salida de los últimos contratados, han informado desde la dirección de Urbanos de Zaragoza (antigua Tuzsa).

Del total de despidos, 139 pertenecen al área de conductores, y el resto, se distribuyen, "de forma proporcional", entre las secciones de oficinas, talleres e inspección.

En declaraciones a Europa Press, las citadas fuentes han detallado que disponen de 15 días para comunicarlo de forma individualizada a cada uno de los afectados por lo que "se está en plazo".

En cuanto a las movilizaciones que ha anunciado el comité de empresa con la posible convocatoria de huelgas en septiembre, las citadas fuentes han asegurado que "la empresa respetará los servicios mínimos que decrete el Ayuntamiento".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.