El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha recibido este martes el alta médica en el hospital de Basurto y ha sido trasladado a su domicilio para continuar su recuperación, después de que el pasado 4 de julio se sometiera a una intervención quirúrgica en la que se le extirpó un riñón, según han confirmado a Europa Press fuentes hospitalarias.

Al parecer, por el momento, el primer edil de la capital vizcaína no se reincorporará a su puesto ni asistirá a actos oficiales de las fiestas de Bilbao, al estar todavía convaleciente. Se espera que en septiembre pueda reanudar su actividad.

Con anterioridad a esta operación en la que se le ha extirpado el riñón izquierdo, el alcalde había sido sometido el pasado 6 de mayo a otra intervención que le practicó el equipo de cirugía digestiva del Hospital de Basurto, con el objetivo de corregir secuelas de actuaciones terapéuticas previas a las que se sometió el alcalde.

La operación no estaba, en todo caso, relacionada con el cáncer de próstata que se le diagnóstico en 2003 y por el que ha sido sometido a varios tratamientos médicos, sin que dejara de ejercer su cargo más que esporádicamente.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.