El Gobierno de Navarra financiará con aproximadamente 480.000 euros al año la gestión de la residencia Alaiz para personas en situación de exclusión social. Este centro dispone de 16 plazas, es propiedad del Ejecutivo foral y está ubicado en Biurrun (Biurrun-Olcoz).

Así se desprende del contrato de asistencia para la gestión firmado recientemente por el director general de Política Social y Consumo, Mariano Oto, y la Asociación Navarra Sin Fronteras, representada por Pilar Marzo. El acuerdo se ha suscrito para el periodo comprendido entre el 1 de agosto y el 31 de diciembre de 2015 y es prorrogable durante cuatro años.

La residencia Alaiz, ha explicado el Gobierno navarro en un comunicado, atiende a personas entre 18 y 65 años, de ambos sexos, que se encuentran en situación de extrema desprotección social, en grave conflicto familiar o carentes de domicilio y del soporte de sus parientes cercanos.

Los residentes reciben tanto alojamiento y manutención como acompañamiento social, terapia ocupacional, atención psicológica y actividades formativas y de ocio. Estas prestaciones están encaminadas a mantener o mejorar la autonomía personal de los usuarios y facilitar su integración y participación social.

En la residencia Alaiz trabajan actualmente trece personas con diferentes perfiles profesionales, tales como coordinador, psicólogo, trabajador social, educadores sociales, cuidadores y ayudantes de hogar.

Consulta aquí más noticias de Navarra.