La Policía Nacional ha desmantelado una banda infantil, formada por 13 menores de edad y dos mayores, a la que se le imputan hasta el momento 16 robos con fuerza en domicilios, a veces con los moradores en su interior, así como en establecimientos y en colegios. Todos los autores eran de nacionalidad española, a excepción de dos de ellos, de Uruguay y de Lituania.

La Comisaría de Cartagena, después de un estudio criminológico, pudo constatar que se estaban produciendo una serie de robos con fuerza en los barrios de San Félix y José María de la Puerta, cuyo denominador común era el procedimiento empleado para el apoderamiento de los efectos, concretamente mediante escalo por la fachada e introducción por balcones y ventanas, donde sustraían cantidad de joyas y material informático.

Realizadas las inspecciones oculares en los inmuebles, los especialistas de Policía Científica extraían diversas impresiones dactilares que no podían ser identificadas, por lo que los agentes presumieron que los autores eran personas sin antecedentes policiales o menores de edad, lo que dificultó la investigación.

Finalmente, se identificó a un grupo de menores que se estaban dedicando a realizar ese tipo de delitos, por lo que se desplegó un fuerte dispositivo policial procediendo a la identificación y posterior detención de parte de la banda, los mayores de 14 años, no así con los inferiores a esa edad que únicamente fueron citados en estas dependencias policiales como testigos y acompañados de sus padres.

Los menores llegaron a apoderarse de multitud de joyas, material informático, teléfonos móviles, bicicletas y diversos efectos, que eran entregados a un amigo mayor de edad, que a su vez se lo vendía a otra persona, dedicada al tráfico de drogas, ambos también detenidos, que lo volvía a introducir en el mercado ilícito, dividiendo finalmente el beneficio obtenido entre los integrantes de la banda.

En concreto, los investigadores imputaron a esta banda los robos con fuerza en 14 domicilios en los barrios de José María de la Puerta y San Félix, además del robo en un colegio del barrio de José María de la Puerta y un establecimiento de la calle Prolongación Ángel Bruna.

Los agentes lograron recuperar parte de los efectos sustraídos que fueron entregados a sus legítimos propietarios. Los detenidos mayores de 14 años fueron puestos a disposición del Juzgado de Menores de Murcia, los mayores de 18 a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena en funciones de guardia y los menores de 14 años fueron entregados a sus progenitores.

Consulta aquí más noticias de Murcia.