George W. Bush, el pasado lunes, en la Casa Blanca
George W. Bush, el pasado lunes, en la Casa Blanca. (REUTERS)

El nuevo plan para Irak que el presidente de EEUU, George W. Bush, anunciará este jueves en un discurso a la nación, contempla que los iraquíes hayan asumido el control de seguridad de todas las provincias del país el próximo noviembre.

Hoy, las fuerzas iraquíes controlan 3 de las 18 provincias de Irak

Fuentes del Departamento de Defensa adelantaron que, de acuerdo con el último borrador de su discurso, el presidente anunciará que el traspaso de responsabilidades se habrá completado en esa fecha.

A día de hoy, las fuerzas de seguridad iraquíes sólo controlan 3 de las 18 provincias del país.

Según las mismas fuentes, la estrategia de Bush incluye además un refuerzo de las cerca de 140.000 tropas que actualmente están desplegadas en el país árabe, con otros 21.500 soldados, de los que la mayor parte se desplegarán en Bagdad, mientras que alrededor de 4.000 serán enviados a la provincia de Al Anbar.

En concreto, el presidente ordenará el envío a Irak de cinco brigadas, que se irán desplegando de forma gradual.

La primera de ellas, que partirá a su nueva misión a finales de este mes será la segunda brigada de la 82 División Aerotransportada, que ya se encuentra en Kuwait preparada para el despliegue.

El presidente de EEUU, George W. Bush, pedirá en su discurso un presupuesto de 6.800 millones de dólares para financiar el envío de soldados, según fuentes anónimas de la Casa Blanca.

Se destinarán 5.600 millones al refuerzo de tropas 1.200 a la reconstrucción del país
Las fuentes indicaron que 5.600 millones de dólares de esos fondos irían destinados al aumento de tropas, mientras que los 1.200 restantes financiarán los programas de reconstrucción y de empleo.

Se calcula que 2007 sea el año más costoso de los casi cuatro años que dura la guerra de Irak, ya que el presupuesto podría alcanzar los 100.000 millones de dólares.

Además del refuerzo de tropas, se espera que el presidente anuncie en la misma alocución la imposición de una serie de objetivos al Gobierno del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, para pacificar el país, como el de incluir más suníes en el proceso político o suavizar las medidas contra los ex miembros del partido Baaz de Sadam Husein.

Asimismo, el anuncio de Bush incluiría el establecimiento de un programa para la creación de empleos en Irak.

Bush desvelará todos los detalles de su nueva estrategia este jueves a las 21.00 horas locales (a las 03:00 de la madrugada, según horarios peninsular español), en un discurso dirigido a todos los estadounidenses que durará unos 25 minutos.