Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cornellá (Barcelona) a una mujer española de 34 años acusada de efectuar diversas llamadas telefónicas al Servicio de Emergencias 112 de Andalucía, alertando de las falsas colocaciones de artefactos explosivos. Estos avisos de bomba fueron realizados en hospitales, centros comerciales, estaciones de autobuses de Granada, Motril y Baza y en los aeropuertos de Barcelona, Almería y Málaga.

Los agentes iniciaron las investigaciones a mediados del mes de julio cuando relacionaron diferentes llamadas telefónicas en distintas ciudades españolas desde donde se avisaba de la colocación de bombas en varios lugares públicos. Los policías comprobaron que la supuesta autora de estos hechos al parecer adquiría los datos personales de hombres que había conocido vía Internet.

Una vez finalizada esta relación, usaba sus identidades y los datos tanto de ellos como de sus familiares, que había conseguido a través de la red, para contratar líneas de teléfonos desde los que más tarde efectuaba los falsos avisos de bomba. Además, dos de los hombres habían denunciado la usurpación de identidad, informa la Policía Nacional en un comunicado.

Los policías pertenecientes al Grupo Tedax-NRBQ (especialistas en desactivación de artefactos explosivos), realizaron las correspondientes comprobaciones donde constataban que se trataba de falsas alarmas.

Con todos los datos recopilados los investigadores consiguieron identificar a una mujer de 34 años con residencia en Cornellá (Barcelona), por lo que, tras establecer el correspondiente dispositivo policial, fue localizada y detenida en su domicilio donde se un registro en el que se intervino un teléfono móvil con diversas tarjetas así como diferentes números de teléfonos a nombre de varones.

La investigación se ha llevado a cabo por agentes de Policía Nacional pertenecientes a las Brigadas de Información de Granada, Almería y Málaga, y la Brigada de Policía Judicial de Cornellá (Barcelona).

Consulta aquí más noticias de Granada.