Los Presupuestos del Ayuntamiento de Palma del próximo año serán "similares" a los de 2013 -363 millones de euros- y mantendrán la partida que ha habido durante este ejercicio en el área de servicios sociales, de alrededor de 28 millones de euros. Además, en su elaboración se tendrá en cuenta la congelación de impuestos y el mantenimiento de la plantilla del consistorio y de los servicios básicos que se prestan.

El portavoz del equipo de Gobierno de Cort, Julio Martínez, ha explicado las "líneas estratégicas" que se seguirán en la elaboración de las cuentas que se llevará a cabo durante los meses de agosto y septiembre, para que puedan ser aprobados en octubre.

El 'popular' ha añadido que los Presupuestos de 2014 serán "similares a los de 2013", si bien el Consistorio está pendiente, tanto de la financiación que obtengan de la administración estatal y autonómica, como de si el Gobierno central aprueba una modificación del coeficiente de endeudamiento, para que éste pueda pasar del 75% al 100%.

Congelación de impuestos sin reducción de beneficios fiscales

Martínez ha hecho hincapié en que los servicios municipales básicos se mantendrán y, por otro lado, ha incidido en que una de las "líneas estratégicas" de las cuentas será el compromiso del alcalde, Mateo Isern, sobre la congelación de los impuestos, sin que por ello se produzca una "reducción de los actuales beneficios fiscales de los ciudadanos". Asimismo, se congelarán los salarios de la plantilla, que no sufrirá ningún "despido masivo".

Por otro lado, en cuanto a la deuda que el Ayuntamiento de Palma tendrá que amortizar durante el próximo año, el teniente de alcalde ha indicado que serán "unos 50 millones de euros", "que se gastaron por otro gobiernos".

El teniente de alcalde de Economía y Hacienda, quien ha apuntado que cuando llegaron al poder hallaron un "Ayuntamiento en suspensión de pagos", ha señalado que las cuentas se están elaborando teniendo en cuenta el "entorno económico difícil", si bien éste "es mejor que hace un año y mucho mejor que hace dos".

"empezar a sanear déficits acumulados"

"En el 2014 será un reto empezar a sanear déficits acumulados por anteriores legislaturas", ha manifestado el portavoz, que también ha reiterado que la partida que se destinará a servicios sociales será cuatro millones superior a la que se dedicó en el 2010.

También ha detallado que el Presupuesto "volverá a estar limitado por la parte bancaria, miramos de comparar los gastos no financieros".

Por otro lado, en cuanto a las críticas de los socialistas sobre la gestión en Emaya, Martínez les ha reprochado su interés por "desinformar" a los ciudadanos y ha explicado que la contabilidad de una sociedad no funciona como un ayuntamiento, o una empresa.

Además, tras incidir en que esta empresa "estaba en quiebra cuando llegamos", ha señalado que Cort está negociando con Madrid y con Bruselas para que se multiplique por cuatro la inversión que tenga que hacer el Ayuntamiento y que "por cada euro que invierta el Ayuntamiento de Palma, venga ocho" de fondos europeos.