Agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Paterna (Valencia), lograron rescatar este lunes a una madre y su bebé de 20 meses, que se habían quedado atrapados por el humo en el rellano de un edificio de la localidad en uno de cuyos pisos se declaró un incendio, según ha informado la Policía en un comunicado.

Un policía, con el bebé en brazos, pudo rescatarlos y los evacuó del inmueble antes de que llegaran los efectivos de bomberos. Fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos han explicado a Europa Press que el incendio se declaró, por causas desconocidas, en la cocina de una vivienda situada en el primer piso del número 15 de la calle Enric Valor de Paterna. Haste el lugar se trasladaron efectivos de los parques de la localidad, de Burjassot y un oficial de guardia, que finalizaron el servicio hacia las 17.49 horas.

La Policía ha explicado que, sobre las 16.30 horas, varios vecinos acudieron a la Comisaría de Paterna para alertar de que en una vivienda de la calle Enric Valor se había producido un incendio y en cuyo interior se encontraban varias personas pidiendo auxilio.

Varios agentes se acercaron al lugar y observaron desde la calle como salía gran cantidad de humo de dos viviendas del primer piso y que varias personas pedían ayuda desde un balcón. Al mismo tiempo, desde la Sala 091 se solicitó la presencia bomberos y servicios sanitarios.

Uno de los agentes accedió al edificio, mientras que el otro que quedó en la vía pública observó a una mujer con un bebé de meses en sus brazos pidiendo auxilio. El agente que accedió a la finca subió a la primera planta y, tras abrir la puerta corta incendios, se encontró el lugar inaccesible debido a la gran cantidad de humo existente en el rellano. Con "grandes dificultades" de visión, utilizó su gorra para intentar filtrar el aire y poder respirar mejor, para tratar de llegar al lugar donde una mujer pedía auxilio.

Estaba bloqueada

Ante la situación de "grave riesgo" para las personas atrapadas y al no haber llegado los bomberos todavía, el policía trató de localizar la vivienda de donde procedían los gritos de socorro y localizó a una mujer que llevaba a un bebé de unos 20 meses en sus brazos y que se encontraba en un estado de "bloqueo".

El policía cogió al bebé en sus brazos, lo cubrió con una toalla, y le dio instrucciones a la madre para sacarla del estado que el "pánico" le había provocado, tras lo que consiguieron salir del sanos y salvos del edificio.

El resto de agentes que acudieron al lugar desalojaron la finca y alrededores "por prevención" y auxiliaron al morador de la vivienda donde se produjo el incendio hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Dueño de la casa,

Con quemaduras en las piernas

Según los bomberos, el dueño de la casa donde se originó el incendio intentó apagarlo con un extintor del propio edificio y resultó herido con quemaduras de segundo grado y una leve intoxicación de humo. Los bomberos tuvieron que revisar la ventilación de la casa afectada y la escalera y reomendaron a los vecinos de la puerta cinco, la contigua, que pasaran la noche fuera ya que tenían el niño pequeño. Como consecuencia del fuego, la concina ha quedado inservible y el resto de la vivienda ha resultado afectada por el humo, al igual que las escaleras.

Fuentes del Centro de Información y Coordianción de Urgencias han explicado a Europa Press que atendieron al afectado con las quemaduras de segundo grado en la planta del pie, que fue trasladado por un Soporte Vital Básico al hospital Arnau de Vilanova, y a cuatro personas más en el mismo lugar, que estaban leves por inhalación de humo y estado de nervios. Según la Policía, entre los afectados por humo están los agentes que intervinieron en el rescate.

Consulta aquí más noticias de Valencia.