Los Presupuestos del Ayuntamiento de Palma del próximo año serán "similares" a los de 2013 -363 millones de euros- y mantendrán la partida que ha habido durante este ejercicio en el área de servicios sociales, de alrededor de 28 millones de euros. Además, en su elaboración se tendrá en cuenta la congelación de impuestos y el mantenimiento de la plantilla del consistorio y de los servicios básicos que se prestan.

El portavoz del equipo de Gobierno de Cort, Julio Martínez, ha explicado las "líneas estratégicas" que tendrán en cuenta en la elaboración de las cuentas que llevarán a cabo durante los meses de agosto y septiembre, para que puedan ser aprobados en octubre.

El 'popular' ha añadido que los Presupuestos de 2014 serán "similares a los de 2013", si bien el consistorio está pendiente, tanto de la financiación que obtengan de la administración estatal y autonómica, como de si el Gobierno central aprueba una modificación del coeficiente de endeudamiento, para que éste pueda pasar del 75% al 100%.

Martínez ha hecho hincapié en que los servicios municipales básicos se mantendrán y, por otro lado, ha incidido en que una de las "líneas estratégicas" de las cuentas será el compromiso del alcalde, Mateo Isern, sobre la congelación de los impuestos, sin que se produzca una "reducción de los actuales beneficios fiscales de los ciudadanos". Asimismo, se congelarán los salarios de la plantilla de la administración local, que no sufrirá ningún "despido masivo".

Por otro lado, en cuanto a la deuda que el Ayuntamiento de Palma tendrá que amortizar durante el próximo año, el teniente de alcalde ha indicado que serán "unos 50 millones de euros".