El Cabildo de La Palma mantendrá durante los próximos días la prohibición de quemas de rastrojos y la utilización de fuegos artificiales, y solicita a la ciudadanía que extremen las precauciones por las altas temperaturas y el fuerte viento en zonas altas de la isla.

El consejero insular de Medio Ambiente, Julio Cabrera, ha señalado que en estos días se prevé un descenso considerable de la humedad, que, con la subida de las temperaturas, generan factores de riesgo a tener en cuenta y que provocan que se extreme la vigilancia.

Julio Cabrera llama a la precaución extrema de los usuarios de estas zonas de cumbre y de todos los ciudadanos de la isla, ya que "las altas temperaturas y cualquier descuido pueden ser el origen de un desafortunado incidente que ponga en peligro los espacios naturales de La Palma, teniendo en cuenta que son las colillas y la quema desautorizada de rastrojos los que provocan la mayoría de este tipo de incidentes".

El consejero aprovecha la ocasión para agradecer a todos los ciudadanos que utilizan el servicio prestado por el Cecopin, en el teléfono 922 429 292, para informar de cualquier anomalía o incidente que detectan.