La Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León ha avisado este martes de la posibilidad de temperaturas máximas de hasta 39 grados para la jornada del miércoles, 21 de agosto, en las provincias de Ávila, Salamanca, León y Zamora.

Además y según ha informado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, para este martes está previsto alcanzar los 38 grados en el sur de las provincias de Ávila y Salamanca mientras que en la meseta de Salamanca y en El Bierzo (León) las temperaturas máximas serán de 36 grados.

Ya el miércoles se prevé llegar a los 39 grados en el sur de Ávila y Salamanca, mientras que en la meseta de Salamanca y en El Bierzo las máximas previstas son de 37 grados y en la meseta de Zamora de 36 grados. El jueves, 22 de agosto, está previsto que continúen las máximas elevadas en el sur de Ávila y Salamanca, alcanzando los 36 grados.

Según han precisado las mismas fuentes, esta información está basada en las predicciones propias de la Agencia de Protección Civil y en los datos aportados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Ante jornadas de elevadas temperaturas la Consejería de Sanidad recomienda evitar salir de casa durante las horas centrales del día (entre las 12.00 y las 18.00) y beber más líquidos sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.

Evitar comidas copiosas, tomar verduras y frutas y comer menos cantidad y más veces al día son otras de las recomendaciones alimenticias realizadas por la Consejería de Sanidad que aconseja también no tomar comidas calientes ni abusar de las bebidas alcohólicas.

Otros de los consejos en caso de temperaturas elevadas son reducir la actividad física, descansar con frecuencia a la sombra, usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

"Cuando esté en la casa, utilice las habitaciones más frescas", recomienda el departamento de Sanidad de la Junta, que aconseja bajar las persianas y cerrar las ventanas para abrirlas por la noche para ventilar.

Por último, la Consejería de Sanidad pide que en el momento de aparcar los coches no se deje en el interior a niños o ancianos con las ventanillas cerradas y recomienda ayudar a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.