El regidor socialista del Ayuntamiento de Palma Andreu Alcover ha criticado la "deficiente" limpieza en las barriadas secundarias de la ciudad, algunas de las cuales se limpian tan sólo una o dos veces por semana, en parte debido a la reducción de operarios en la empresa municipal Emaya, encargada de estas tareas.

Alcover ha rechazado en una rueda de prensa que se haya despedido a operarios de Emaya con la excusa de una "hipotética difícil situación económica" mientras que la empresa obtendrá, por quinto año consecutivo este 2013, beneficios de entre cuatro y cinco millones de euros, según ha apuntado.

En este sentido, ha señalado que la empresa debería priorizar el servicio a la sociedad de limpieza y suministro de agua y no el de obtener beneficios, si bien ha aclarado que eso no significa que deba tener pérdidas.

Por otra parte, el regidor ha manifestado que se ha despedido a operarios de limpieza de Emaya mientras que se han aumentado las dotaciones para cargos y ha afirmado que, desde las propias barriadas, les han llegado quejas de los vecinos sobre la limpieza.

Por último, Alcover ha pedido al Govern "más sensibilización social que hasta ahora creemos que no ha tenido" y ha propuesto que parte de los beneficios que obtenga Emaya se destinen a labores de bienestar social, en especial de los que más lo necesitan.