Un total de 22 jóvenes de Castilla y León y otras comunidades autónomas participa en el campo de trabajo 'Sierra de Atapuerca' en la recuperación de humedales y la mejora del patrimonio cultural en torno al agua de este enclave burgalés.

Así lo ha explicado este martes en la capital burgalesa el director del Instituto de la Juventud de Castilla y León, César Burón, quien destacado la "importancia" de esta actividad en la recuperación y conservación del patrimonio etnográfico y cultural de espacios de interés ambiental de la Comunidad.

El campo de trabajo 'Sierra de Atapuerca' ha ofertado en esta campaña estival un total de 44 plazas repartidas en dos turnos de quince días de duración, con el objetivo de recuperar algunos de los espacios singulares del entorno de estos yacimientos paleontológicos y fortalecer el aprendizaje intercultural en el marco del voluntariado.

Asimismo, pretende mejorar el estado natural y los elementos etnográficos que rodean a las fuentes que nutren de agua a los humedales de Atapuerca y adecuar el entorno ambiental del antiguo molino de agua que existe en este paraje.

Estos trabajos se desarrollan en colaboración con el Ayuntamiento de Atapuerca y la Asociación de Amigos de Atapuerca, bajo la organización de la Asociación Burgalesa de Ocio y Animación (ABOA).

Este año, el Instituto de la Juventud ha ofertado 143 plazas para trabajar en los campos de trabajo de la Comunidad, de las que 36 se ofertaron a jóvenes de la región de entre 18 y 30 años, 55 se ofertaron a jóvenes de entre 15 y 30 años para trabajar en los realizados por otras comunidades autónomas en régimen de intercambio y 53 para campos de trabajo desarrollados en países extranjeros, correspondientes al voluntariado internacional destinado a participantes con una edad comprendida entre los 18 y los 30 años.

Entre las temáticas a desarrollar en los campos de trabajos de 2013, destacan actuaciones medioambientales, restauración y rehabilitación de elementos arquitectónicos tradicionales de titularidad pública, investigación y recuperación etnográfica, arqueología, animación sociocultural, expresión artística, dinamización rural, integración social, educación y lenguaje.

Ocio y tiempo libre

Los campos de trabajo y campamentos de verano organizados por el Instituto de la Juventud de Castilla y León generan una actividad económica de más de 1.196.000 euros en el sector del ocio y tiempo libre y 318 empleos directos, además de los indirectos por la prestación de servicios accesorios y complementarios a las actividades principales.

En los últimos años, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha triplicado esta oferta estival, pasando de las 745 plazas en 2011 a las 2.422 de 2013, gracias a la mejora de la gestión y organización.

Entre las novedades que se han incluido en estas actividades, destaca el fomento de las redes sociales y la oferta de acciones para mejorar el conocimiento de idiomas, a través de diferentes iniciativas, como los campamentos internacionales en Brighton (Inglaterra), Córcega (Francia) y la Selva Negra (Alemania).

Consulta aquí más noticias de Burgos.