El concejal del Grupo Municipal Socialista (GMS) de Oviedo, Manuel Ángel Rodríguez González, ha considerado, este martes, que el proyecto de la asociación de hostelería para el paseo de los Álamos prueba que el alcalde de esta ciudad, Agustín Iglesias Caunedo, ha puesto San Mateo en manos privadas.

Los socialistas han advertido de que el siguiente paso serán las fiestas de los barrios ya que este año la concejala de Festejos intentó poner todo tipo de impedimentos a las asociaciones vecinales para idear así "el negocio de la Ería", según nota de prensa del GMS.

En este recinto un empresario privado ha montado la segunda parte de su festival con más de 200.000 euros públicos, lo que quiere decir, según Rodríguez, que "los intereses privados deciden y los concejales del equipo de Gobierno firman".

El objetivo es, según los socialistas, "alejar" a la ciudadanía de cualquier control sobre los eventos festivos aunque sea ella quien pague impuestos para este tipo de citas.

Para el Grupo Socialista, los hosteleros han sido "fundamentales" en el San Mateo de los últimos 30 años y lo seguirán siendo pero no existe la misma opinión sobre una asociación que en los últimos años ya solicitó y obtuvo subvenciones de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) para poner en marcha iniciativas que, a juicio del portavoz del GMS, "esencialmente fracasaron en los barrios".

Consulta aquí más noticias de Asturias.