Agentes de la Policía Local de Alicante han detenido en la Estación de Autobuses de la ciudad a un ciudadano marroquí de 25 años domiciliado en Granada que portaba 1,9 kilos de hachís ocultos en pasteles de miel, cuando se encontraba a bordo de un vehículo que cubre la línea entre Algeciras y Barcelona.

Según informa la Concejalía de Seguridad Ciudadana en un comunicado, los hechos ocurrieron sobre las 20.15 horas de este pasado lunes en la terminal alicantina, donde la unidad canina y agentes de la Policía Local realizaban un control para intentar encontrar sustancias estupefacientes en el interior y en la bodega del autobús en el que viajaba el ahora arrestado.

Así, una de las perras se detuvo junto al asiento del joven, un ciudadano marroquí domiciliado en Granada, que fue trasladado junto a su equipaje al cuarto de seguridad de la estación, donde le fueron localizadas cápsulas de hachís ocultas debajo de pasteles de miel. Igualmente, le fueron intervenidos 170 euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.