La Seguridad Social ganó 418 afiliados extranjeros en julio en Cantabria, un 3,96% respecto a junio, —el mayor aumento mensual de todo el país—, pero perdió 1.341 en relación al mismo mes del año anterior, un 10,9% menos, hasta situarse el número de inmigrantes en alta en la región en 10.960, el 0,67% del total nacional, según datos difundidos este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Del total de inmigrantes en alta en Cantabria al finalizar julio, la mayoría, 9.311, pertenecían al Régimen General, mientras que 1.514 cotizaban a Autónomos y 135 al del Mar.

Dentro del primero, 214 extranjeros se empleaban en el sector agrario y 2.398 en el del hogar, mientras que los otros 6.699 trabajaban en el resto de actividades, fundamentalmente en la hostelería, con 2.496 inmigrantes.

De los 10.960 inmigrantes afiliados a la Seguridad Social en Cantabria, 5.826 eran mujeres y 5.134 hombres. Por procedencia, la mayor parte provenían de países no europeos, 7.420, en tanto que 3.450 eran de estados miembro de la Unión.

Dentro de estos últimos destacan Rumanía, con 1.744 afiliados en Cantabria, Bulgaria, con 400 y Portugal, con 398. Al margen de la UE, la mayoría de los cotizantes eran peruanos, 1.030, seguido de moldavos, 855, colombianos, 852, y chinos, 508.

Datos nacionales

La Seguridad Social perdió 8.920 cotizantes extranjeros en julio, un 0,54% en relación a junio, hasta situarse el número de inmigrantes en alta en 1.632.903 ocupados. Con el descenso de julio, la afiliación de extranjeros encadena dos meses a la baja tras haber perdido en junio más de 9.500 cotizantes.

Del total de inmigrantes en alta al finalizar el pasado mes de julio, 1.403.226 cotizaban al Régimen General; 224.541 al de Autónomos; 4.823 al del Mar, y 312 al del Carbón.

En términos interanuales, la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social bajó en 132.029 cotizantes, un 7,48%, tasa que contrasta con el -3,56% del conjunto del sistema.

Según Empleo, estos datos constatan que se mantiene la tendencia ya apuntada en los meses anteriores de que la pérdida de empleo está afectando con mayor intensidad a los trabajadores extranjeros que a los nacionales.

En julio, tres regímenes ganaron afiliados extranjeros: el Régimen del Carbón, que ganó un 4% de afiliados respecto al mes anterior; el del Mar (+2,1%) y el Régimen de Autónomos (+0,4%), si bien estos repuntes no fueron suficientes para compensar el descenso experimentado en el Régimen General (-0,70%).

Dentro de este último, un total de 270.089 extranjeros, el 19,25%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 12,69% lo hacía en el comercio (178.036 afiliados), y el 7,7% en las actividades administrativas y servicios auxiliares (108.349 cotizantes).

Asimismo, y dentro de este régimen, 173.385 extranjeros se encuadraban en el sistema especial agrario, un 10,1% menos que en junio, y 226.764 en el del hogar, con un descenso mensual del 16,1%.

Rumanos y marroquíes,

Los más numerosos.

Del conjunto de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social a cierre de julio, seis de cada diez procedían de países no comunitarios (1.013.573) y el resto (619.329) provenían de países miembros de la UE.

Dentro de los países no comunitarios, 182.936 eran de nacionalidad marroquí y 97.738 de nacionalidad ecuatoriana. China, con 88.472 trabajadores, se sitúa como tercer país de procedencia de afiliados de fuera de la UE, por delante de Bolivia, que cuenta con 77.865 cotizantes.

El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Colombia (74.054), Perú (48.699), Argentina (34.866), Ucrania (34.281), Paraguay (33.607) y República Dominicana (27.960), entre otros.

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y británicos son los más numerosos, con 254.901, 64.685 y 53.121 cotizantes, respectivamente. Les siguen búlgaros y portugueses, con 51.719 y 39.982, y alemanes y franceses, con 39.071 y 35.903 afiliados.

Cataluña y madrid concentran el 44%

De los extranjeros.

Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid siguieron concentrando algo más de cuatro de cada diez extranjeros afiliados a la Seguridad Social en julio pasado, al sumar entre ambas el 44,5% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Cataluña contaba con 382.444 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 344.663.

Tras estas dos regiones se situaron Andalucía, con 177.302 afiliados extranjeros; Comunidad Valenciana, con 165.390 ocupados; Baleares, con 87.765; Murcia, con 74.734; Canarias, con 74.701; Aragón, con 63.388; Castilla-La Mancha, con 56.037; País Vasco, con 49.570, y Castilla y León, con 49.176.

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social al finalizar julio fueron Galicia, con 31.193 extranjeros; Navarra, con 21.212; Asturias, con 13.282; La Rioja, con 12.445; Extremadura, con 11.930; Cantabria, con 10.960, y las ciudades autónomas de Melilla, con 3.992, y Ceuta, con 2.718.

Cantabria y Baleares registraron en julio el mayor incremento intermensual de afiliación extranjera, con avances del 3,9% y del 3,4% respectivamente, seguidas de Cataluña (+1,9%), Aragón (+1,5%) y Asturias (+1,2%).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.