Viviendas en venta
Una promoción de pisos y apartamentos en venta. CH. LIZARRALDE

No se venden pisos y en consecuencia los precios siguen bajando. La tendencia no cambia y no lo hará mientras la economía no se recupere en la práctica… en el bolsillo de los españoles. Según los notarios, la compra de pisos y casas cayó en junio casi un 27% y los precios un 13,3%.

La compraventa de viviendas cayó un 26,9% en junio respecto al mismo mes del año pasado, hasta 25.252 transacciones, después de una primavera en la que se suavizó el rimo de ajuste del sector inmobiliario, tras la fuerte contracción en los primeros meses del ejercicio.

La caída de ventas más pronunciada fue la de vivienda nueva, un 46%Según el Consejo General del Notariado, el precio promedio se situó en 1.206 euros por metro cuadrado, un 13,3% menos, con lo que suma un ajuste acumulado desde mediados de 2007 del 34,9%.

Por tipología de la vivienda, las transacciones de pisos mostraron un descenso interanual del 27,7% en junio, registrándose una caída de ventas más pronunciada en las viviendas de primera mano (un 46%) que en las de segunda mano (un 14,1%). Las ventas de viviendas unifamiliares disminuyeron en junio un 23,4%.

La mayor rebaja se produjo en las viviendas piso de precio libre nuevas, cuyo coste se redujo en junio un 28,9% respecto al mismo mes del año pasado, hasta 1.407 euros por metro cuadrado, en tanto que los de segunda mano tuvieron un descenso del 8,7%, hasta 1.298 euros.

La vivienda nueva bajó de precio un 28,9% y la usada un 8,7%En cuanto a la evolución de los préstamos hipotecarios, "continúa mostrando un ajuste profundo, tanto en términos de nuevos préstamos como en el capital promedio financiado, sin observar aún ningún tipo de desaceleración", dicen los notarios. Es más, los datos de junio acentúan la contracción observada en el sector y "no se prevé ninguna mejora significativa en el corto plazo", señalan los notarios.

El porcentaje de compras de viviendas con algún tipo de financiación hipotecaria se situó en el 31,4% y, en esos casos, el porcentaje sobre el precio de la vivienda financiado fue del 76,9%.

De este modo, el número de nuevos préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de una vivienda se redujo en junio un 39,8% y la cuantía promedio de los mismos un 10,1% respecto al mismo mes del pasado ejercicio.