Tortuga Boba Caretta Caretta Durante La Puesta De Huevos
Una tortuga boba durante la puesta de huevos Europa Press/ADOLFO MARCO

La Consejería de Presidencia, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, ha puesto en libertad una amplia variedad de reptiles, tras permanecer y recibir un tratamiento en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle.

Entre los animales destacan un ejemplar juvenil de tortuga boba (Caretta caretta), dos de lagarto ocelado (Timon lepidus), dos culebras de herradura, cinco ejemplares de culebra de escalera, cuatro camaleones y dos galápagos leprosos.

La tortuga boba fue encontrada enmallada en un arte de pesca tradicional instalado en el Mar Menor, lugar muy poco habitual para la especie, debido al grado tan alto de salinidad que posee esta laguna, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Esta especie se caracteriza por una gran cabeza con pico y un cuello muy robusto, su caparazón puede alcanzar una longitud de 120 centímetros y llegar a pesar 200 kilos, y su hábitat normal es el mar abierto, aunque también está presente en zonas costeras.

Por otro lado, fueron hallados dos ejemplares adultos de lagarto ocelado, uno macho y otro hembra, en el patio interior de una vivienda y en el centro urbano de la pedanía murciana El Palmar. De igual modo, se recogieron los dos ejemplares de culebra de herradura y los cinco de culebra de escalera en domicilios particulares.

En el caso de los cuatro camaleones, fueron recogidos por un grupo de ciudadanos que, preocupados al encontrarlos cerca de una carretera, los entregaron al Centro al desconocer que ese era su hábitat. Por otra parte, los ejemplares de galápago leproso fueron expoliados de la naturaleza.

Ingreso de reptiles

En esta época del año, en el Centro de Recuperación se produce un incremento muy significativo de ingreso de reptiles porque son animales de sangre fría y el aumento de temperatura hace que su actividad crezca y sea más probable encontrarlos.

Las circunstancias de los ingresos de culebras y lagarto ocelado en estas fechas, casi siempre va unido a la aparición de estas especies en el interior de viviendas, naves industriales y casas de campo.

Además de ofrecer información sobre la especie, sus hábitos y si es venenosa o no, también se solicita por parte de los particulares la captura directa de los animales, ya que suelen causar rechazo entre la ciudadanía. A este cometido se dedica el personal del Centro de Recuperación, los Agentes Medioambientales y la patrulla ecológica de la Policía Local.

Consulta aquí más noticias de Murcia.