Bradley Manning
El militar estadounidense Bradley Manning. ARCHIVO

La fiscalía de Estados Unidos pidió a la juez militar Denise Lind que el soldado Bradley Manning sea condenado a 60 años de prisión por la filtración de más de 700.000 documentos clasificados al portal WikiLeaks.

Su mayor crimen ha sido preocuparse por la pérdida de vidas de las que era testigo

En la presentación de los alegatos finales antes de que se dicte sentencia, el capitán Joe Morrow, que representa a la acusación del Gobierno estadounidense pidió que Manning pase la mayor parte de su vida en una prisión militar. A su juicio el delito cometido por Manning al filtrar datos de las guerras de Irak y Afganistán, así como centenares de miles de cables diplomáticos del Departamento de Estado, es "serio",  por lo que el soldado "debería pasar el resto de su vida en confinamiento".

El abogado defensor de Manning, David Coombs, dijo a su vez que Manning es un "humanista", cuyo "mayor crimen ha sido preocuparse por las pérdidas de vidas de las que era testigo", según la transcripción que realiza una organización por la libertad de prensa desde el tribunal de Fort Meade (Maryland). Coombs dijo que Manning, de 25 años, se merece una oportunidad para amar, casarse o crear una familia.

Culpable de 20 cargos

Tras la presentación de alegatos finales , la juez Lind comenzará el martes por la mañana a deliberar y podría tener lista una sentencia el martes mismo o el miércoles.

A finales de julio, Lind encontró a Manning culpable de 20 cargos, entre ellos la violación de la ley de espionaje y robo de información gubernamental, aunque le absolvió de "ayuda al enemigo", por el que el gobierno estadounidense pedía la cadena perpetua. La petición de 60 años de la Fiscalía está por debajo de los 90 años de pena máxima que la juez Lind determinó como techo para la sentencia a Manning.