Las tiendas de la Universidad abrirán sus puertas en diciembre de este año. Los planes del Rectorado incluyen la creación de establecimientos comerciales tanto en el campus coruñés como en el ferrolano.

Habrá camisetas, jerséis, sudaderas, ropa deportiva y demás complementos textiles. También todo tipo de artículos de papelería y merchandising, como bolígrafos, libretas, pegatinas o tazas.

Los productos a la venta serán los propios de A Maestranza. Están diseñados por la empresa Sociedade Xestora de Dereitos de Imaxe da Universidade da Coruña, que ha sido la encargada de registrar el logo y la marca de la institución académica.
La apertura de los locales está a la espera del acondicionamiento de los bajos de la Facultad de Ciencias del campus coruñés de A Zapateira y del futuro Centro Cívico de Ferrol. Lugares en los que se ubicarán las tiendas.

En el primer caso, el Vicerrectorado de Infraestructuras ya ha adjudicado la actuación. En el segundo, las obras en el campus departamental comenzarán después del verano.
Los bajos de la Facultad de Ciencias estarán así destinados a un uso predominantemente comercial, no sólo por la ocupación del local propio de la Universidad. En ellos también habrá tiendas de material académico y librerías técnicas que prestarán servicio a las facultades próximas.

Más equipamientos

Todos estos equipamientos completarán los ya previstos para el Campus de Elviña. En éste estaba destinada inicialmente la instalación de la tienda universitaria, en la Casa da Galería.

Cuando se finalice el área residencial, en 2008 según la Consellería de Vivenda, en el polígono se habilitará además un área de servicios para los residentes. Esta zona incluirá un supermercado y cafeterías, pero también locales comerciales.

Más ingresos y publicidad

El campus coruñés será el último de Galicia en unirse a la moda de las tiendas universitarias, que ya funcionan en Santiago y Vigo desde hace algunos años. En España son un fenómeno relativamente reciente, aunque nada novedoso, ya que es típico de los campus anglosajones. Casi todas las universidades estatales tienen ya locales con productos propios que son una fuente de ingreso adicional y a la vez una buena difusión de su imagen de marca. Una moda también existente a través de Internet.