Buch admite que los cruceristas "gastan poco" pero subraya la importancia de que conozcan la Comunitat y quieran volver

El conseller de Turismo, Máximo Buch, admite que los cruceristas "gastan relativamente poco porque están muy pocas horas en destino, entre cuatro y ocho, y muchos vienen ya con un paquete cerrado de excursión que les han vendido en el barco", pero subraya la importancia estratégica de lograr que una gran cantidad de viajeros "conozcan la Comunitat Valenciana y se vayan con ganas de volver".
El conseller de Turismo, Máximo Buch.
El conseller de Turismo, Máximo Buch.
GVA/J.A.CALAHORRO

El conseller de Turismo, Máximo Buch, admite que los cruceristas "gastan relativamente poco porque están muy pocas horas en destino, entre cuatro y ocho, y muchos vienen ya con un paquete cerrado de excursión que les han vendido en el barco", pero subraya la importancia estratégica de lograr que una gran cantidad de viajeros "conozcan la Comunitat Valenciana y se vayan con ganas de volver".

En una entrevista concedida a Europa Press, apunta que "no es un turista que se vaya a desplazar por lugares distintos" a los incluidos en el itinerario contratado, "entre otras cosas porque tiene el riesgo de perder el enlace del barco si se sale de la ruta preestablecida", y concluye que, por este motivo, "nunca puede llegar a ser un turista que haga mucho gasto en esa estancia tan corta".

Buch remarca, no obstante, que "lo interesante del turismo de cruceros es que permite al turista tener una muestra de lo que es un destino" y que, de hecho, su departamento persigue que "alguien que pase unas horas en alguna parte de la Comunitat se vaya con ganas de volver, porque es cuando realmente gastará y será rentable", agrega.

En este sentido, mantiene que "el turismo de cruceros hay que verlo como una muestra que permite al turista conocer la oferta turística de la Comunitat para luego volver y disfrutarla con más tiempo, ya por su cuenta", e insiste en que se trata de "una apuesta estratégica porque cuantos más cruceristas vengan, más oportunidades de venta de estancias para vacaciones posteriores habrá luego".

Así, Buch defiende que se trata de un producto turístico "muy importante por la cantidad de gente que pasa por la Comunitat y tiene la oportunidad de conocerla".

Preguntado por la propuesta de los comerciantes y hosteleros de Valencia de que los autobuses de cruceristas lleguen al centro de la ciudad, el conseller precisa que este asunto "compete al ámbito municipal, básicamente por el tema de aparcamiento de autobuses y organización del tráfico", aunque se muestra dispuesto a "apoyar en todo lo posible" a las autoridades turísticas locales.

De cara al futuro, revalida su apuesta por el enfoque de producto y por impulsar ofertas como la deportiva, gastronómica, cultural o de ocio con el objetivo de "desestacionalizar y tener mayor nivel de ocupación en invierno, algo muy rentable para el sector", con el que mantiene una "actitud de escuchar constantemente al empresariado para conocer sus necesidades, trabajar en coordinación y sacar el máximo rendimiento a las oportunidades del turismo".

Grandes eventos "muy interesantes,

Pero muy costosos"

En cuanto al papel de los grandes eventos dentro de la estrategia turística de la Comunitat, defiende que "son muy interesantes porque no sólo movilizan turistas durante celebración del evento, sino que ponen al destino en escaparate internacional, pero son muy costosos".

Mantiene, en este punto, que "las restricciones presupuestarias obligan a contener el gasto en grandes eventos, pero no porque no sean interesantes, sino porque en una situación económica difícil como la actual, cuando hay que ahorrar en algo, no se puede ahorrar en gasto social pudiendo ahorrar en grandes eventos", sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento