Herrero pide extender el modelo de 'licencia exprés' a toda Andalucía tras no dar resultado la 'ventanilla única'

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, ha pedido extender el modelo de 'licencia exprés' a toda Andalucía mediante una norma de ámbito regional que permita agilizar la puesta en marcha de empresas y de la actividad económica, toda vez que fórmulas como la 'ventanilla única' o los proyectos de interés estratégico no han dado, a su juicio, el resultado esperado.
Santiago Herrero
Santiago Herrero
EUROPA PRESS

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, ha pedido extender el modelo de 'licencia exprés' a toda Andalucía mediante una norma de ámbito regional que permita agilizar la puesta en marcha de empresas y de la actividad económica, toda vez que fórmulas como la 'ventanilla única' o los proyectos de interés estratégico no han dado, a su juicio, el resultado esperado.

En declaraciones a Europa Press, Herrero ha resaltado la importancia para el mundo empresarial de que exista facilidad para poner en marcha la actividad y para crear empresas, de forma que "debería existir la posibilidad de poder crear empresas en 24 horas en España por vía telemática, pues una cosa es crear la forma jurídica de la empresa y otra poner en marcha la actividad económica, y para ello hay que tener agilidad y rapidez".

En ese sentido, considera que la legislación de España "no distingue entre las empresas que van a generar 400 empleos o la que va a generar cuatro, y los procedimientos son arduos y costosos, cuando debería simplificarse enormemente".

Para Herrero, "hay muchas actividades que pueden ser puestas en marcha sin que sea necesario tenerla paralizada durante meses, a la espera de que se cumplan todos los requisitos". Así, se preguntó si "es trascendente para la vida que el cartel cumpla estrictamente los requisitos de la normativa municipal correspondiente y que ese detalle mantenga paralizada la actividad".

Por ello, aboga por "poner en marcha la actividad y mañana se corrija el cartel si no cumple la normativa o la ordenanza municipal correspondiente".

Herrero cree que "debería haber una normativa, como las 'licencias expres' de algunos ayuntamientos, por la que se permitiera la puesta en marcha de actividades económicas de manera inmediata a expensas de decisiones correspondientes sobre el cumplimiento de normas que no son vitales y trascendentales para el desarrollo sostenible o para la salud, como el color de una fachada o el tamaño del cartel".

"Algunas veces no están ni en las normas sino en el capricho de los técnicos que deciden", ha agregado.

Sobre otras formulas de agilización, como la llamada 'ventanilla única', Herrero ha lamentado que al evaluar la experiencia de su implantación "nos hemos dado cuenta de que, pese a que con esa ventanilla se pretendía simplificar los 16 trámites pertinentes, la ventanilla se ha convertido en el trámite 17". "La ventanilla única se ha convertido en un trámite más añadido a todo el procedimiento porque nadie, ninguna consejería o departamento, ha renunciado a sus competencias en favor de la ventanilla única", se ha lamentado Herrero.

De esta forma, agrega que la ventanilla única "se ha utilizado como la entrada de la documentación, pero ha llegado cada uno de los departamentos o consejerías competentes, ha cogido la parte de documento que es su responsabilidad y se lo ha llevado cada uno para resolverla, no se ha unificado en esa ventanilla los criterios decisorios de todos los órganos competentes, sino que nos hemos encontrado con el trámite 17".

Declaración de interés estratégico

Otro procedimiento también puesto en marcha y que no dio el resultado esperado, a juicio de Herrero, es la declaración de inversiones de interés estratégico por parte de la Junta, que consistió en unificar en una decisión la voluntad de las administraciones sobre un proyecto de interés estratégico, sobre el que "se empezó con gran voluntad pero después acabó igual, pues cada departamento no soltaba sus competencias correspondientes".

"La declaración de interés estratégico debía ser propuesta por uno de los consejeros relacionados con la actividad y esa declaración de interés estratégico casi nunca se establecía para no desprenderse nadie de las competencias correspondientes de esa actividad", ha agregado.

Por ello, Herrero aboga por llevar las licencias exprés municipales al ámbito autonómico y a la normativa andaluza, de forma que "se pueda poner en marcha especialmente en actividades que no tengan que ver con la salud o el riesgo para el medio ambiente". "Una declaración ambiental no debe ser lo mismo para una instalación industrial que produce residuos que para una actividad comercial que no produce nada", ha agregado.

"Los procedimientos se pueden resolver de forma sencilla, tenemos la necesidad de crear empresas y dar vida a las existentes, por lo que debemos ser imaginativos con respecto a la situación y ofrecer soluciones", ha aseverado Herrero, quien considera que "no podemos tener paralizados 20 empleos porque de forma permanente no se emita el informe medioambiental de la actividad; no se puede mantener durante más tiempo paralizada y cerrada la actividad".

Agrega que "se plantea que un proyecto ya realizado, con unos derechos adquiridos hace años, después de llevar paralizado años y tener los empleos paralizados, al estar pendientes de que la asesoría jurídica de las administraciones determine la viabilidad de las decisiones que debe adoptar el director general de turno; cuando se retome la actividad, no se contratarán a esos empleos paralizados; las consecuencias de esos retrasos son medibles en términos de empleo".

"Las empresas deben solventar sus problemas de certeza, se debería tener sensibilidad especial por parte de las administraciones públicas sobre los proyectos de inversión", ha indicado Herrero, que asegura que "aunque algunos dicen que los empresarios nos queremos saltar las normas de medio ambiente, solo pretendemos que aquellas cosas que son verdaderamente transcendentes para la consecución de la actividad y que no dañan el medio ambiente ni la salud se agilicen de tal forma que se dé autorización para la actividad y luego se establezca el control, no el control por delante de la actividad".

Herrero apunta que la incidencia de las administraciones públicas sobre la actividad "es impresionante", de forma que "la concurrencia de competencias en la situación final del procedimiento y de la inversión es desalentadora".

De esta forma, indica que "hay situaciones kafkianas y en algunos sitios hay actividades paralizadas por problemas entre las administraciones". "Nos encontramos con un discurso oficial proclive a la inmensa mayoría de lo que planteamos y con una realidad obtusamente contraria a lo que es deseable; hay diferencia entre el discurso oficial y la realidad", se lamenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento