Comienza la negociación este lunes del nuevo ERE de la base de Morón, que contempla 70 despidos

La empresa gestora del mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), ubicada en el término municipal de Arahal y cuyo uso comparten España y Estados Unidos, comenzará este lunes la negociación con su plantilla del nuevo expediente de regulación de empleo (ERE), que contempla 70 despidos y que sucede al ya consumado en 2010 en el que se perdieron 119 puestos de trabajo.
Torre de control de la base de Morón.
Torre de control de la base de Morón.
EUROPA PRESS

La empresa gestora del mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), ubicada en el término municipal de Arahal y cuyo uso comparten España y Estados Unidos, comenzará este lunes la negociación con su plantilla del nuevo expediente de regulación de empleo (ERE), que contempla 70 despidos y que sucede al ya consumado en 2010 en el que se perdieron 119 puestos de trabajo.

Ante esta situación, el presidente del comité de empresa, José Armando Rodríguez, ha indicado a Europa Press que desde primera hora de la mañana se comenzará a analizar, acompañados de los asesores legales de ambas partes, las condiciones de este ERE que "por el momento no fundamentan con datos objetivos".

"Está claro que realizándose más de 3.000 horas extraordinarias en el primer semestre de este año, con un incremento global de la carga de trabajo del 30 por ciento y con beneficios económicos en los tres últimos años, no está justificada la extinción de 70 puestos de trabajo, sobre todo cuando en diciembre de 2010 ya fueron despedidos 119 trabajadores españoles", recalca.

"Durante el encuentro, nos limitaremos a escuchar y a esperar que profundicen en el asunto", subraya, tras advertir de que habrá movilizaciones de la plantilla porque no se permitirá que "estos despidos sean tan fáciles como los de la última vez". Así, señala que las autoridades estadounidenses no reciben a la plantilla, mientras que las españolas "no atienden las peticiones" para mediar e intervenir ante esta situación.

Por su parte, la Unión Sindical Obrera (USO) en Sevilla ha advertido de que no "consentirá" el despido de trabajadores que "no son excedente real en la empresa, ni se permitirá que las Administraciones españolas y estadounidenses miren para otro lado, para que unos pocos se lucren con ello". Así, señala que la empresa fundamenta este nuevo ERE en el "excedente" de empleos resultantes del expediente anterior, una "esta excusa que carece de fundamento" para USO, ya que aquel ERE fue "acordado entre la empresa y el comité de empresa" y el actual coincide en el tiempo con "un alto grado de actividad militar en la base".

Adjudicación a vbr

Después de que las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos adjudicasen a VBR la gestión de los servicios de mantenimiento de estas instalaciones militares, esta empresa estadounidense emprendió en 2010 un expediente de regulación de empleo "por causas organizativas" para extinguir 286 de los 594 puestos de empleo sujetos entonces a los servicios de mantenimiento. Durante la negociación, acordaron reducir a 150 el número de despidos, pero la destrucción de puestos de trabajo quedó después rebajada a 119 personas al ser descubierto que 31 de los trabajadores incluidos en el ERE habían causado ya baja en la empresa, extremo que por cierto investiga el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla.

Ya en 2013, sonaban de nuevo las alarmas en la plantilla de los servicios civiles de la base a cuenta de una publicación colgada en el portal digital 'www.fbo.gov', una especie de perfil del contratante de la administración estadounidense. Y es que, según el comité de empresa de la base de Morón de la Frontera, en esta página web fue publicada eventualmente una relación de 144 empleados de estas instalaciones, con nombres y apellidos, cuyos puestos de trabajo serían susceptibles de desaparecer en el nuevo contrato de explotación que, a finales de 2014, habrá de licitar y adjudicar la Fuerza Aérea de Estados Unidos para la gestión de estos servicios de mantenimiento.

Para el comité de empresa, todo respondería a un intento de acometer los despidos inicialmente planeados para el ERE de 2010 pero finalmente no consumados, al objeto de aproximar el adelgazamiento de la plantilla al espíritu inicial de la reestructuración laboral de 2010.

Poco después, las fuerzas aéreas de Estados Unidos desplegaban en esta base aérea ocho aviones militares correspondientes al contingente anunciado entonces para reforzar las operaciones militares en el norte de África, extremo que según el comité de empresa no se tradujo en contrataciones al movilizar la US Air Force a sus propios operarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento