"ETA, organización vasca socialista revolucionaria para la liberación nacional, quiere comunicar a los ciudadanos vascos la lectura que realiza sobre la situación política, cuando han pasado nueve largos meses desde que dimos a conocer el alto el fuego de acciones armadas.

¿Tienen intención de dejar que el proceso de pudra? Esta misma pregunta la planteamos en la reflexión hecha pública en agosto. Por desgracia, el proceso que tras un largo año debía traer la superación del conflicto está en situación de bloqueo. Esa situación de bloqueo tiene unos responsables directos. Han sido el Gobierno español y el PSOE quienes han provocado la actual situación de gravedad poniendo trabas sin cesar al proceso democrático.

En lugar de acordar las bases de un nuevo marco jurídico-político que permitirá el reconocimiento de los derechos de Euskal Herria y la superación del conflicto, han colocado a la Constitución Española y la legalidad como fronteras infranquebles para el proceso.

Los mandatarios del Gobierno español debería saber que no es posible llevar adelante un proceso de paz si se mantienen las mismas condiciones políticas que han provocado el conflicto. Por el contrario, la reivindicación de esos límites políticos que garantizan la opresión política, militar y económica de Euskal Herria no servirá sino para alimentar el conflicto y extender tiempos nuevos de enfrentamiento.

Hasta ahora, el Gobierno de España y los responsables del PSOE se han empeñado en esa postura. Junto con esas prácticas políticas que justifican la opresión de Euskal Herria, el Gobierno de España no ha dado pasos todavía para anular sus mecanismos de guerra y de represión. El Gobierno de España continúa sin cumplir sus compromisos de alto el fuego.

ETA, durante este último año, ha dado pasos firmes para que el proceso avance. A comienzos de 2006 vimos morir a los militantes Roberto e Igor en las cárceles de exterminio de España; ETA, sin embargo, en la consideración de que se daban condiciones políticas suficientes en Euskal Herria, generó un terremoto político al poner en marcha el alto el fuego de sus acciones.

A cambio, sin embargo, el Gobierno de España se puso a la verificación del cese de las acciones. Se limita a publicar filtraciones sobre el proceso y las conversaciones. La presencia y la presión policial se extienden. Sigue vigente la Ley de Partidos, en contra de los principios jurídicos. Continúan siendo permanentes los ataques contra la actividad de la izquierda abertzale. La actividad política, la actividad de los agentes populares es imposible en Euskal herria.

Han sido prohibidos más de cien actos, acompañados de multas, detenciones y palizas. La tortura, más de cien detenciones de manos de distintas fuerzas policiales, desde que ETA comunicó la detención de sus acciones. El mantenimiento de las medidas de excepción contra el Colectivo de Presos Políticos Vascos, la creación de la doctrina Parot, el secuestro de 185 presos políticos vascos y los que son recondenados para toda la vida. O la crueldad sin límites mostrada por el fiscal en el juicio contra Iñaki de Juana, al que han condenado a morir con la intención de utilizarlo como moneda de cambio.

Esta es la crónica cruel de una estrategia de represión que no ha parado en ningún momento a lo largo de estos nueve meses. Por si fuera poco, el Gobierno español, encabezado por el ministro del Interior y el Fiscal General del Estado, se muestra arrogante al contar estos sucesos.

Al mismo tiempo, también queremos denunciar la postura mostrada por el PNV de Imaz en los últimos meses, pues se ha dedicado a alimentar la línea del Gobierno de España contra la izquierda abertzale. PSOE y PNV han actuado con la misma perspectiva sobre el proceso y en la misma estrategia, siendo los presupuestos que han firmado y los proyectos económicos gigantescos el hilo fundamental que los une en tal camino.

Asimismo, a los agentes o líderes que se dedican a repetir críticas en torno al "tutelaje" de ETA o realizando denuncias oportunistas ante las expresiones populares mejor tendrían si se revolvieran ante el sistema de represión no democrático contra Euskal Herria y los movimientos populares.

Los invitamos a dejar de lado el flujo de palabras que no nos llevan a ninguna parte y a trabajar en el camino que nos llevará con determinación a la verdadera democracia.

Apelamos a los agentes políticos para que no intenten recuperar fórmulas policiales y políticas sin solución y que han fracasado. Las fuerzas democráticas deberían tener la osadía de marginar a PP-UPN y a la derecha fascista del Estado Español y desarrollar la segunda reforma del Estado Español..

Han pasado muchos años desde que se dedicaron a utilizar la vía represiva contra Euskal Herria y no ha traído más que sufrimiento para Euskal Herria y para el Estado Español. Ante esta situación, la solución al conflicto está en la propuesta política que ha repetido sin cesar la izquierda abertzale y que se ha hecho mayoritaria en la sociedad vasca: el reconocimiento de los derechos nacionales de Euskal Herria, respetar lo que decidan los ciudadanos vascos y superar la división territorial que se impone actualmente.

Para ello, es preciso acordar y construir para Euskal Herria un nuevo marco jurídico-político fundamentado en el derecho de autodeterminación y en la territorialidad. Euskadi Ta Askatasuna ve por ese lado la posibilidad de desarrollar el proceso democrático, mediante un acuerdo político en el que se incluyan los derechos históricos que le corresponden a Euskal Herria.

Ese sería lo que partidos políticos y agentes sociales de Euskal Herria deberían acordar. Hasta ahora, el PSOE ha tratado de cerrar en falso esa oportunidad, dejando que el proceso se pudra y llevándolo a un camino sin salida. Está en manos de los ciudadanos y los agentes vascos presionar para evitar que esta oportunidad que se ha abierto no sea destruida por los representantes políticos para favorecer sus propios cálculos e intereses.

El PSOE para ello tiene que atender el fundamento político en el que está arraigado el conflicto antes de que se haga tarde. Las decisiones y respuestas de ETA estarán condicionadas por la actitud del Gobierno Español. Queremos manifestar nuestra voluntad de trabajar a favor del proceso, de fortalecerlo e impulsarlo; a la vez, en la medida que se mantenga la actual situación de ataque contra Euskal Herria, tal y como expresamos en nuestro comunicado de agosto, queremos subrayar que ETA tiene tomada la decisión de responder

ETA reivindica la acción desarrollada mediante una bomba y que causó graves destrozos en el aeropuerto de Barajas, el 30 de diciembre de 2006. Además de manifestar que el objetivo de esta acción no era provocar víctimas, tras realizar tres llamadas para dar a conocer la situación exacta de la bomba, queremos denunciar que en un espacio de una hora larga no se procedió a evacuar el aparcamiento. Así, queremos hacerles llegar nuestro más sentido pésame a los familiares y amigos de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, fallecidos en el atentado, y al pueblo de Ecuador.

Por otro lado, nos reafirmamos ante los vascos en los objetivos que presentamos en el comunicado del día 22 de marzo. Por ese camino y mediante pasos firmes se le abrirán nuevas puertas al futuro de Euskal Herria.

Finalmente, ETA quiere decir que todavía sigue en pie el alto el fuego permanente que comenzó el 24 de marzo a las cero horas.

Gora Euskal Herria Askatasuna! Gora Euskal Herria Socialista! Jotake (sin descanso) hasta conseguir la independencia y el socialismo! Euskal Herria, enero de 2007 Euskadi Ta Askatasuna