La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, en base a la predicción de la Aemet y de otras fuentes disponibles, mantiene la situación de alerta en el archipiélago por altas temperaturas.

En aplicación del Plan Específico de Emergencias de Canarias por Riesgos de Fenómenos Meteorológicos Adversos (Pefma), la situación de alerta por temperaturas máximas se declaró el pasado sábado 10 de agosto.

La situación de alerta responde a la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, que mantiene activado el nivel amarillo (riesgo) en la provincia occidental y en Gran Canaria, sobre todo en la mitad sur de la isla, que está en aviso naranja (riesgo importante) por máximas que pueden alcanzar los 37ºC.