El coordinador provincial de IULV-CA en Huelva y portavoz de esta formación en el Ayuntamiento, Pedro Jiménez, se ha mostrado convencido de que el próximo dirigente político que gobierne en el Ayuntamiento se va encontrar un Consistorio que es "tierra quemada".

En una entrevista concedida a Europa Press, Jiménez ha apuntado que al próximo alcalde de la ciudad "no le valdrá decir, le toque a quien le toque, que no conocía la situación del Ayuntamiento". Por ello, ha destacado "la prudencia" de su formación en las medidas que se proponen, así como ha criticado que "se prometan cosas, se haga demagogia y engañe a la población".

A su juicio, "la demagogia no ha valido nunca para nosotros pero en este momento de crisis, menos todavía" puesto que "hay mucha gente que confía en que haya un cambio en este Ayuntamiento para que cambien las cosas, pero de aquí a que haya un milagro...", ha remarcado.

De este modo, Jiménez ha señalado que "el que tenga que gobernar en esta ciudad en los próximos años tendrá enormes dificultades para hacerlo, porque se va a encontrar un Ayuntamiento que es tierra quemada", según ha incidido.

Asimismo, el portavoz de IULV-CA en el ente local ha enumerado algunas de esas dificultades como "el hecho de que la caja esté vacía o la deuda contraída a largo plazo", porque el plan de pago a proveedores "se tiene que pagar a diez años".

Así, ha asegurado que "quien entre a gobernar se va a encontrar sin recursos y por tanto, habrá que hablar mucho con los trabajadores del Consistorio y mucho con los colectivos sociales de esta ciudad" de manera que se lleve a cabo "un presupuesto participativo".

En opinión del dirigente provincial de izquierdas, la ciudadanía "tiene que ser consciente de la situación real de este Ayuntamiento y no se puede engañar a la gente".

Plan de pago a proveedores

En esta línea, ha vaticinado que "todo es manifiestamente empeorable desde la óptica del gobierno del PP" y, a su juicio, esto se pone de relieve con "los datos objetivos" ya que el equipo de gobierno "hace operaciones contables de ingeniería financiera en sus presupuestos y hay una falta de liquidez alarmante". Y todo esto, según ha añadido, "teniendo en cuenta que todavía no se está pagando la parte de capital del préstamo concedido para el pago a proveedores, se están pagando solo los intereses".

"En los presupuestos del año próximo habrá que incluir el pago del préstamo concedido para el pago a proveedores y cuando eso ocurra los problemas económicos de este Ayuntamiento se van a multiplicar", ha enfatizado Jiménez.

Por último, ha hecho hincapié en que "el problema que ha habido es que en época de bonanza la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) era una máquina de hacer de dinero a través de la venta de suelo, y el Ayuntamiento ha estado dilapidando el dinero". Considera que el alcalde, Pedro Rodríguez (PP), ha tenido "la suerte de coger la etapa de mayor crecimiento económico, del crecimiento del ladrillo", pero cuando estalla la burbuja inmobiliaria y la GMU deja de ganar dinero "el alcalde no es capaz de gobernar esta ciudad".

"En esta ciudad no se mueve un ladrillo desde hace muchos años, y antes se movía porque había negocio, pero el alcalde era igual de mediocre entonces que ahora. No ha cambiado en nada, aunque ahora se pone en evidencia que no sabe gobernar sin dinero", ha concluido Jiménez.

Consulta aquí más noticias de Huelva.