Color y más: pautas para pintar la habitación de los niños

  • Cada etapa del crecimiento del niño requiere de unos estímulos distintos.
  • De 2 a 4 años necesitan unos mayores estímulos y el máximo colorido.
  • De 4 a 7 años busca soluciones imaginativas que estimulen su creatividad.
Una pared divertida y un suelo higiénico y resistente.
Una pared divertida y un suelo higiénico y resistente.

Si hay una habitación que cambia con el tiempo, y mucho, es la de los niños. Nada tiene que ver ese primer cuarto del bebé con la del preadolescente hiperactivo e incansable. Y con sus cambios de edad, cambia la decoración, la que ordenan los padres y desordenan ellos con sus juegos.

Como recuerda Fotocasa, cada etapa del crecimiento del niño requiere de unos estímulos distintos. De su mano, repasamos algunas pautas que ayudan a potenciar su desarrollo y creatividad.

De 0 a 2 años

Los bebés necesitan espacio para gatear en un ambiente sereno que invite al descanso. Los tonos neutros y pasteles serán tus mejores aliados para crear un ambiente sosegado, cálido y lleno de luz.

De 2 a 4 años

Es la edad en la que se necesitan unos mayores estímulos y el máximo colorido. Si utilizas herramientas y plantillas en el pintado podrás conseguir efectos únicos y crear ambientes singulares.

De 4 a 7 años

Debes rodear a los niños con soluciones imaginativas que estimulen su creatividad y crear un ambiente de gran dinamismo y personalidad.

A partir de los 7 años

Los niños necesitan un espacio para estudiar y desarrollar sus aficiones. Si pintas su habitación en tonos verdes crearás una atmósfera de frescor y vitalidad, además es el color que más ayuda al estudio.

Y ya puestos, deja que tus hijos te ayuden a elegir los colores de su habitación e incluso al pintado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento