Abuelos
Una abuela pasando tiempo con su nieta. GTRES

No se trata de abusar, pero la relación con sus abuelos es un bálsamo para los nietos pero también para ellos, los abuelos. Ahora que cada vez más veces padre y madre trabajan fuera del hogar, la ciencia observa que los abuelos que tienen una estrecha relación con sus nietos suelen padecer menos depresiones.

Según ha mostrado un estudio del Instituto sobre el Envejecimiento de la Universidad de Boston, los abuelos que tienen una estrecha relación con sus nietos suelen padecer menos depresiones.

Los resultados de la investigación –dirigida por la profesora Sara M. Moorman– han mostrado que los nietos también se benefician psicológicamente de la relación con sus abuelos, influyéndoles en su bienestar psicológico hasta "bien entrada" la edad adulta.

No obstante, los expertos han comprobado que cuando los nietos ayudan a los abuelos a ir a comprar, en las tareas domésticas o realizan funciones de asesoramiento, los mayores se sienten peor e, incluso, incrementan los síntomas depresivos.

Hay que animar a ambos a tener una relación más estrecha dado que beneficia a los dos Ahora bien, éstos últimos cuadros depresivos duran menos cuando los mayores tienen a los pequeños cerca. "Por ello, hay que animar a ambos a tener una relación más estrecha dado que beneficia a los dos y, especialmente, reduce la depresión del mayor", asegura la investigadora.

Para llevar a cabo este estudio, que va a ser presentada en la 108 reunión anual de la Asociación Americana de Sociología, los expertos estudiaron a 376 abuelos de unos 77 años y 340 nietos de 31 años.

De esta forma, Moorman ha insistido en el importante papel que juegan los abuelos y los menores en la familia, por lo que ha recomendado fomentar sus relaciones en beneficios de todos.