Los ex secretarios generales del PP Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas han negado en sede judicial el cobro de sobresueldos en el partido, aunque han admitido la existencia de falta de control en las donaciones que la formación recibía de empresarios y otros contribuidores, según fuentes judiciales.

Cascos y Arenas declararon este martes como testigos ante el magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que investiga la supuesta contabilidad B y la posible existencia de un delito de financiación ilegal del partido que  dirige Mariano Rajoy. A la entrada de la Audiencia, Ambos fueron insultados por un grupo de afectados por las preferentes, que les recibieron al grito de "ladrones", "chorizos", "corruptos" y "sinvergüenzas".

Bárcenas aseguró que Arenas le instó a entregarle a Rajoy un remanente de caja de 4.900 eurosÁlvarez-Cascos llegó solo y a pie. Su comparecencia duró dos horas. En la misma, negó haber recibido sobresueldos entre 1989 y 1999, cuando ocupó el cargo de secretario general. Según los papeles entregados al juez por el extesorero del PP Luis Bárcenas, Cascos se habría embolsado, al menos, 412.390 euros, que habría seguido percibiendo durante su etapa como ministro de Fomento, lo que vulneraría la Ley de Incompatibilidades.

Arenas, que relevó a Cascos en la secretaría general y mantuvo el cargo hasta 2003,  llegó a la Audiencia en un vehículo sobre las 12.20 horas acompañado por dos asesores. Antes de entrar, fue objeto de los mismos abucheos y gritos que su excompañero de partido.

Al salir, tras una hora y media de preguntas del juez, afirmó estar "tranquilo". Aunque se negó a hablar del objeto de su declaración, fuentes del proceso afirmaron que también negó los sobresueldos. Sin embargo, sí reconoció, como Cascos, que el seguimiento de los donativos ingresados por el partido no se hacía al detalle.

Pagos en B

El nombre de Arenas apareció en varias ocasiones durante la última declaración de Bárcenas ante el juez, como cuando explicó que tras dejar su cargo de tesorero y liquidar esa supuesta caja B, entregó en marzo de 2010 a Arenas el "remanente" de 4.900 euros y éste le dijo: "Chico, cógelos, los metes en un sobre y se los dejas al presidente y el sabrá lo que tiene que hacer".

Cristóbal Páez revela que cobró dos cantidades que figuran como anotaciones en los papeles de BárcenasBárcenas también le nombró, cuando relató el acuerdo al que llegó, "en presencia de Javier Arenas", con el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que supuestamente consistió en mantener un despacho en la sede del PP, su secretaria, un coche con conductor y que seguiría cobrando su sueldo "sine die" tras dejar su cargo de tesorero en 2009. No obstante, sostuvo que Arenas nunca vio los papeles de la supuesta contabilidad B porque a esa documentación solo tuvieron acceso él y su antecesor en la Tesorería del PP, el también imputado Álvaro Lapuerta.

Quien sí afirmó haber recibido dinero negro fue Cristóbal Páez, que sustituyó como gerente a Bárcenas. En concreto, reconoció haber cobrado un total de 12.000 euros en dos pagos que habrían salido de la supuesta caja B del PP en abril de 2007 y junio de 2008. Estas salidas de dinero figuran en los papeles de Bárcenas sobre los que Mariano Rajoy afirmó que todo era falso "salvo alguna cosa".

El empleado de caja del PP Antonio Ortiz, citado en la misma terna este martes, aseguró al juez Ruz que nunca recibió de Bárcenas sobres con dinero de donaciones anónimas que nunca superaban el límite legal de 60.000 euros y cuyo destino era una cuenta bancaria. Según otro cajera del partido, Luis Molero, este proceso se repetía seis o siete veces al mes.

Antes de comenzar los interrogatorios, con media hora de retraso, Ruz requirió a los abogados los teléfonos móviles y las tabletas para evitar filtraciones de las declaraciones mientras se estaban produciendo, tal y como sucedió cuando declaró el extesorero del PP Luis Bárcenas el pasado 15 de julio. Ese día, uno de los abogados tuiteó parte de la declaración de Bárcenas al mismo tiempo en que se producía.

Los interrogatorios continuarán este miércoles con la declaración de la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que también ha sido citada como testigo.