Al parecer Justin Bieber y sus guardaespaldas siguen portándose mal. Esta vez el objeto de las iras del cantante ha sido un modelo, que ha dado una rueda de prensa para explicar que el ídolo adolescente y su séquito le propinaron una paliza por "celos" el fin de semana pasado en un club de Nueva York.

Justin estaba intentando llevarse a chicas a su zona VIP, pero ninguna le hacía casoEl modelo Wayne Rennalls se ha presentado ante la prensa el viernes pasado luciendo varios moratones y cortes en la cara. Los hechos ocurrieron el domingo 4 de agosto tras una fiesta, siempre según su versión

"Justin estaba intentando llevarse a chicas a su zona VIP, pero ninguna le hacía caso" explicó el modelo, acompañado de su abogado. "No ligaba nada y por eso me pegó, eran celos".

"Yo tenía a siete chicas a un lado, en el otro tres y más enfrente, y ni una de ellas le hacía caso", afirmó Rennalls.

Gritos y golpes

La tensión llegó a tal punto en que, de acuerdo con la versión del modelo, Bieber comenzó a gritarle.

Me  quité la camiseta para pelearme con él, pero entonces apareció todo su séquito"Justin empezó a gritar todo tipo de insultos y al final me enfadé y me  quité la camiseta para pelearme con él, pero entonces apareció todo su séquito y entre todos, claramente superado en número, me dieron una paliza. Cuando yo ya estaba en el suelo Justin se acercó y me dio patadas", aseguró.

El modelo sigue insistiendo en que esa es la auténtica versión de la historia, aunque dista mucho de la que contó Justin y su grupo, que además decía que claramente no estaba involucrado en ninguna pelea. El mismo cantante tuiteó que todos esos rumores eran falsos.