Serpiente pitón
Pitón albina doméstica. GTRES

Un dispositivo integrado por una decena de efectivos entre Mossos d'Esquadra, Agentes Rurales, vigilantes municipales y voluntarios busca en la localidad gerundense de Riells i Viabrea una serpiente pitón albina de 10 kilos y 2,5 metros que se escapó el pasado 24 de julio de una casa que había sido ocupada en la urbanización Júnior Park.

La búsqueda se hizo en pequeño comité los primeros días

Según informa la Policía Autonómica, se han abierto diligencias contra el propietario del animal, al que acusan de desatender al reptil.

El concejal de seguridad de Riells i Viabrea, Felipe González, ha explicado que la serpiente se escapó el pasado 24 de julio y que, ese mismo día, el propietario, que también participa activamente en la búsqueda del animal, lo comunicó a los vigilantes municipales. "La búsqueda se hizo en pequeño comité los primeros días, porque nos pusimos en contacto con el Centro de Reptiles de la Generalitat de Masquefa y nos dijeron que era importante que no corriera la voz para evitar la alarma social", ha indicado el edil.

La información sobre la desaparición de esta serpiente se ha colgado en la web municipal y se ha avisado a los vecinos de que se trata de un animal dócil que siempre ha vivido en cautiverio.

La pitón albina, que carece de veneno y mata a sus presas por constricción, tiene la piel a manchas blancas y amarillas y, cuando percibe movimiento, en lugar de atacar, se esconde. Según los expertos, se trata de un reptil que hábitos nocturnos, por lo que las batidas tienen lugar al atardecer, aunque sin éxito por el momento.

Consulta aquí más noticias de Girona.