moneda de dos euros
moneda de dos euros.

Esta cifra fue el doble que la de hace cinco años. Sin embargo, y a pesar de que el endeudamiento de las familias españolas aún sigue siendo alarmante, el aumento de la deuda hipotecaria de los hogares está experimentando un leve retroceso en los últimos meses, siendo el más bajo desde 2003.

Por el contrario, las empresas se embarcaron en 2006 en numerosas compras, algo que provocó un fuerte incremento de los créditos.

Aumento de casi 13.000 millones de euros

En sólo en un mes, entre septiembre y octubre del recién concluido 2006, el endeudamiento de las empresas, las familias y las administraciones públicas aumentó casi en 13.000 millones de euros, situándose la deuda de los sectores no financieros por encima de los 2 billones de euros.

Así, la deuda total de 2006 aumentó un 19% con respecto al año anterior, es decir 323.700 millones de euros, según los datos ofrecidos por el Banco de España.

Las empresas, las más endeudadas

Las empresas españolas fueron en 2006 las entidades más endeudadas, ya que alcanzaron un nivel récord de 978.994 millones de euros al terminar octubre. Esta cifra supuso un incremento del 27,4% en el último año, es decir 212.000 millones más.

Para los analistas esta situación que favorece la inversión
Esta racha ascendente de la deuda de estas entidades comenzó hace poco más de un año como consecuencia de los bajos tipos de interés, que se situaron en mínimos históricos.

Para los analistas esta situación que favorece la inversión supone que las empresas "pidan ahora más dinero que antes" a los bancos para poder invertir y realizar operaciones corporativas.

Por este motivo, las compras de estas empresas aumentaron considerablemente, tanto en España como en el exterior, por lo que tuvieron que solicitar más créditos.

En este sentido, las constructoras protagonizaron algunas de las mayores operaciones. Entre las mayores inversiones del sector está el giro que tres de las grandes constructoras hicieron hacia el negocio energético.

Es el caso de Acciona, que adquirió el 20% de Endesa con una inversión de 7.000 millones de euros; mientras que Sacyr se hizo también con el 20% de Repsol YPF por unos 4.200 millones; o la operación en la que ACS invirtió 3.335 millones para convertirse en el primer socio de Iberdrola.