La vendimia en la zona geográfica de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, en la provincia de Córdoba, primera zona europea en empezar la campaña, se inicia en la madrugada de este miércoles, con las primeras variedades para los vinos jóvenes, y poco a poco se irá generalizando con el resto, esperándose este año una buena campaña tanto en producción como en calidad.

De este modo, según informa Asaja en una nota, esta campaña se prevé una producción superior a la pasada, que fue particularmente baja. En concreto, se rondarán los 60 millones de kilos, que vendrán a recuperar el vacío actual de las bodegas de la zona por las bajas cosechas de los últimos años. La misma situación se da a nivel nacional, donde los 'stocks' de vino son los más bajos de la historia, por lo que se espera que estas circunstancias tengan repercusión positiva sobre los precios.

Así, "la calidad sin duda será excelente", apunta la patronal agraria, pues la condiciones climáticas hasta la fecha han sido favorables y la incidencia de plagas como el 'mildiu' o el 'oidio' ha sido inferior a otras campañas. No obstante, conviene seguir pendientes del cielo, pues el mes de agosto es característico por la incidencia de tormentas, que podrían afectar en zonas concretas.

En esa calidad adquiere un papel "muy importante" el trabajo de los agricultores, que realizan la vendimia durante la noche y a primeras horas de la mañana, cuando la temperatura es más idónea, evitando así alteraciones en los mostos, y consiguiendo que en la provincia cordobesa se elaboren algunos de los mejores caldos del país.

Cabe destacar que la excepcional climatología de la zona de Montilla-Moriles, hace que cada año esta comarca sea la primera zona europea en comenzar la vendimia. Las altas temperaturas y baja humedad han llevado a la uva al momento óptimo de su recolección, con alto nivel de azúcares que luego en bodega serán transformados en grados de alcohol naturales.

Las primeras variedades en recogerse son las de los vinos jóvenes, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Verdejo y Moscatel, que producirán los primeros mostos de la campaña 2013 a las que le seguirán las variedades tintas y finalmente la recolección de las uvas de la variedad autóctona, la Pedro Ximénez. Así, cuando otras comarcas europeas comiencen su vendimia, en Córdoba se habrán obtenido ya los primeros caldos de la campaña.

Trabajo hasta finales de septiembre

Entre las cooperativas que empiezan esta madrugada la vendimia, se encuentra La Unión de Montilla, donde su enólogo, José Garramiola, destaca que "la calidad de la uva este año es excelente, grado de madurez óptimo, equilibrada acidez, aromas y sabor intensos", según informa la entidad en una nota.

A partir de las 4,00 horas de esta madrugada comienzan las vendimias mecanizadas con una entrada en lagar aproximada de las 7,30 horas y sobre las 7,00 horas comenzará la vendimia manual. La última entrada de uva del día se espera sobre las 13,00 horas. La estimación de uva entrada es de unos 40.000 y 50.000 kilos.

Los socios de la cooperativa La Unión esperan recoger su fruto, desde este miércoles y hasta finales de septiembre, siguiendo los controles de maduración para que toda la uva, fruto de todo un año de trabajo, sea vinificada con la mejor tecnología: desfangados en frío, fermentación a baja temperatura, maceraciones adecuadas y el esfuerzo de sus trabajadores y técnicos, se traduzca en grandes vinos, jóvenes, blancos, rosados y tintos. Todos ellos monovarietales que expresan sus características más acentuadas de las variedades de uva que mejor se han adaptado a este clima.

En concreto, en esta vendimia, respecto a la del año pasado, se observa un ligero retraso, debido fundamentalmente al año climatológico en curso, con altas precipitaciones y temperaturas suaves, presentando por ello, la uva una calidad excelente, buen estado sanitario, gran desarrollo vegetativo y un grano apropiado de tamaño.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.