Victoria y David Beckham, el pasado noviembre en Roma
Victoria y David Beckham, el pasado noviembre en Roma (Archivo).
Victoria Beckham pretende que su marido, la estrella del Real Madrid David Beckham, se deshaga de los dos rottweiler que vigilan su residencia familiar de Sawbridgeworth, en el condado inglés de Hertfordshire.

Según informó el dominical Sunday Mirror, la ex Spice girl teme por la seguridad de los tres hijos del matrimonio a la luz de una serie de ataques recientes de perros a niños en el Reino Unido, alguno de ellos con consecuencias mortales.

"Victoria siempre ha tenido cierto recelo frente a los perros pero últimamente está más preocupada y le ha dicho a David que les busque un nuevo hogar", revelaron al periódico fuentes próximas a la pareja.

Beckam compró sus dos primeros rottweiler - a los que bautizó Snoop y Puff, nombres de artistas de rap - hace ocho años, pocos después de que comenzara a salir con Victoria.

Puff murió en el 2005, pero el futbolista compró otro perro de la misma raza para sustituirlo.

David no ha hecho caso a su mujer, de momento
De momento, Beckham no ha hecho caso de la petición de su mujer, dijeron al dominical las mismas fuentes, según las cuales él insiste en que son perros "cariñosos con la familia" y no sólo "los perfectos guardianes".

"Victoria no es alguien a la que le gusten especialmente los animales domésticos, pero de tener que elegir, habría optado por un perro como los chihuahuas. Pero David insistió en los rottweiler porque son muy masculinos", agregaron.