La nueva estrategia del presidente George W. Bush para Irak comprende el envío de otros 20.000 soldados en pocos meses, según funcionarios de su administración citados por varios medios de comunicación estadounidenses.

Más tropas, pero también inversión en obras públicas: el diario The New York Times, que atribuyó su información a funcionarios de la administración que trabajan en los detalles del plan de Bush, indicó que la estrategia incluye la asignación de unos 1.000 millones de dólares para obras que den ocupación e ingresos a los iraquíes desempleados.

Se espera que esta semana el presidente Bush, que ha mantenido durante semanas consultas con sus principales asesores de seguridad nacional, anuncie un cambio de la estrategia de EEUU en Irak, país que invadió en marzo de 2003 y donde han muerto ya más de 3.000 soldados estadounidenses.

El primer ministro iraquí aceptó el jueves el incremento de tropas

"Los funcionarios estadounidenses indicaron que el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, aceptó formalmente el jueves pasado en una larga conversación telefónica con Bush el incremento de las tropas de EEUU", sostuvo el Times.

La idea, de acuerdo con el periódico, es que EEUU enviará hasta cinco brigadas de combate, al ritmo de una más cada mes, y que el gobierno de Irak enviará tres brigadas adicionales a Bagdad en el próximo mes y medio.

En el Ejército (de Tierra) de EEUU una brigada puede contar con 3.000 a 5.000 soldados y la comanda normalmente un coronel. En el caso de tropas blindadas y fuerzas especiales este tipo de unidad se llama regimiento.

The New York Times añadió que dos tercios de la fuerza iraquí adicional "serán unidades de la 'pesh merga' -la fuerza armada de los kurdos- enviadas desde el norte de Irak".

Dudan de los planes de Bush

El diario The Washington Post, que también citó a funcionarios de la administración a los que no nombra, sostuvo que "hay un creciente escepticismo dentro y fuera del gobierno acerca de que el plan de incremento de tropas y de ayuda económica pueda hacer más que una diferencia marginal en la estabilización" de Irak.

Estados Unidos tiene actualmente en Irak unos 135.000 soldados, en su mayoría del Ejército y de la Infantería de Marina, y ambas fuerzas encaran una escasez de tropas después de más de cinco años de "guerra contra el terrorismo", que incluye la operación en Afganistán.