Los museos nacionales ingleses rompen su política localista para exponer cuadros de Bob Dylan

  • La National Portrait Gallery de Londres, que sólo exhibe a artistas o personajes ingleses, hace una excepción para estrenar dibujos pintados por el músico.
  • "Face Value", la primera exposición de Dylan en un museo británico, incluyé una docena de retratos al pastel.
  • Aficionado a la pintura desde los años sesenta, el cantante estadounidense sólo empezó a mostrar sus obras en galerías a partir de 2007.
Uno de los dibujos de Dylan que se mostrarán en Londres
Uno de los dibujos de Dylan que se mostrarán en Londres
National Portrait Gallery London © Bob Dylan, 2013

Bob Dylan —más de seis décadas de carrera, unas 600 canciones compuestas y casi 50 discos de los que se han vendido unos 110 millones de ejemplares— se anota otro triunfo: será el primer pintor de temática ajena a la británica en exponer en uno de los más localistas de los museos nacionales del Reino Unido. La National Portrait Gallery de Londres, que sólo acoge obras directamente relacionadas con la vida del país, expondrá una selección de dibujos del músico estadounidense.

Face Value (El valor del rostro), que acaba de ser anunciada por la galería, mostrará una docena de dibujos al pastel realizados por Dylan. La muestra, entre el 14 de agosto y el 5 de enero (entrada gratuita), es una "excepción" en la política de la National Portrait, según reconoce en una nota de prensa la pinacoteca pública, el museo más veterano del mundo dedicado exclusivamente a retratos —fue inaugurada en 1856—, que se jacta de dedicarse en exclusiva a la exhibición de figuras de importancia de la vida pública, política y cultural del Reino Unido, sin que importe tanto la trascendencia artística de las obras como el origen británico de los retratados.

"Una de las figuras culturales de nuestro tiempo"

Los dibujos pintados por el músico no abarcan "temas de la vida pública británica, pasada o presente", ni están realizados por un artista radicado en el Reino Unido, admite la galería, ya que proceden "de la vida, la memoria y la imaginación" de Dylan. La directora del museo, Sandy Nairne, justifica la transgresión del localismo porque el músico "es una de las figuras culturales más influyentes de nuestro tiempo" y "siempre ha creado un mundo muy visual, ya sea con palabras, con música o en pinturas".

Aunque practica la pintura desde mediados de los años sesenta, cuando, tras un grave accidente de moto, se retiró del mundo para vivir con su familia en una casa de la zona rural de Woodstock, en el estado de Nueva York, Dylan no empezó a entrar en los circuitos artísticos serios hasta 2007, cuando debutó en las galerías de arte con The Drawn Blank Series. Al año siguiente expuso The Brazil Series; en 2011, The Asia Series; y en 2013, The New Orleans Series.

Empezó con carpetas de discos

Previamente sólo se habían difundio algunos de sus cuadros en carpetas de discos: en 1968 una de sus obras fue usada para la portada de Music from Big Pink, el disco de début del grupo The Band, su banda de acompañamiento en varias épocas. Dos años más tarde, Dylan utilizó otro óleo para la cubierta del peor disco de su carrera, Selfportraitque será reeditado en una versión diferente y con un nuevo dibujo en la cubierta dentro de unos días— y también Planet Waves (1974) tiene como carpeta una de las obras gráficas del artista.

La exposición The Asia Series, estrenada a bombo y platillo en la prestigiosa Galería Gagosian de Nueva York, terminó con polémica al descubrirse que casi una docena de los cuadros que Dylan presentaba como apuntes del natural realizados durante sus giras por Extremo Oriente eran copias en pintura de antiguas fotografías. Hubo acusaciones de plagio y engaño y luego trascendió que el músico había comprado los derechos de uso de las imágenes a agencias de fotografía.

¿Tendrían interes de no ser de Dylan?

Aunque la crítica nunca ha repartido demasiados elogios a la pintura de Dylan, dejando claro que, de no mediar la firma de una estrella planetaria, las obras no pasarían de lo mediocre, el músico ha mejorado notablemente en la técnica. Los retratros que expondrá en Londres, de los cuales solamente han trascendido un par, son de trazo sencillo pero potente expresividad.

Para el historiador de arte John Elderfield, los cuadros de Face Value pueden equiprarse a las canciones de Dylan, porque son "productos de la misma extraordinaria imaginación creativa, la misma mente y la misma mirada" de un artista "para quien mostrar y contar, lo temporal y lo espacial, lo verbal y lo visual, no se separan fácilmente".

Más allá de la interpretaciones, el músico ha conseguido lo que parece un milagro: conseguir que un museo nacional y tradicionalista del Reino Unido haga por una vez una excepción a la insularidad y se anime a mostrar obras que nada tienen que ver con las fronteras nacionales y la historia local.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento