Tiendas de campaña colocadas a lo largo de la avenidaTourny en Burdeos. (Pierre Alain / Efe)
Tiendas de campaña colocadas a lo largo de la avenidaTourny en Burdeos. (Pierre Alain / Efe) Pierre Alain / Efe

El primer ministro francés, Dominique de Villepin, anunció el domingo que "en las próximas horas" se encontrará una solución para resolver la situación de numerosos "sin techo" que viven en tiendas de campaña o al aire libre en París y en otras ciudades.

Con casa en 2008

En declaraciones a Canal+ Villepin se comprometió a medidas "puntuales" y "rápidas" para resolver el problema de quienes carecen de vivienda, aunque no será hasta finales de 2008 que todos ellos puedan disponer de un techo estable y digno.

Hasta 2008, todos los indigentes no tendrán una vivienda digna

Villepin no precisó de qué manera se sacará de las calles a esas personas, que en toda Francia son unas 20.000, mientras otras 100.000 habitan inmuebles insalubres.

No obstante, para 2008 todos ellos estarán alojados adecuadamente, en aplicación de la norma presentada hace unos días por el Ejecutivo francés por el cual se fomentará la construcción de viviendas sociales y en 2012 se hará realidad que el derecho a una casa sea exigible ante los tribunales del país.

Los Hijos de Don Quijote 

El ministro de Empleo y Cohesión Social, Jean-Louis Borloo, lleva a cabo estos días reuniones con asociaciones cívicas que defienden a los "sin techo" y espera acordar con ellos medidas que arreglen el drama de quienes se ven obligados a dormir en la calle.

Desde hace semanas un movimiento alentado por varias asociaciones ha hecho patente en muchas ciudades francesas el problema de quienes viven en la calle y ha causado el interés de los políticos de diverso signo, inmersos en la larga campaña para las elecciones presidenciales de abril-mayo y las legislativas inmediatamente posteriores.

Recordemos que el pasado día de Navidad, dos miembros de Los Hijos de Don Quijote, una organización que se ha dado a conocer con una campaña en apoyo de personas sin techo, anunciaron el inicio de una huelga de hambre para reclamar soluciones de acogida.

El primer ministro subrayó que con la futura ley, que debería ser ratificada por el Parlamento antes de finales de febrero, el Estado se convertirá en el garante jurídico del derecho de toda persona a una vivienda.