Iosu Uribetxebarria Bolinaga
El preso de ETA enfermo de cáncer Iosu Uribetxebarria Bolinaga, a su salida del hospital. Javier Etxezarreta / EFE

El etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga se ha negado a ser reconocido por los forenses adscritos a la Audiencia Nacional para la elaboración de un nuevo informe sobre su estado de salud, tal y como acordó el pasado 19 de julio el juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro.

Resulta inexplicable que no haya variado el pronóstico vital transcurrido el tiempo que se le dio de vida

La abogada de Bolinaga, Ainhoa Baglietto, ha recurrido así la decisión de Castro de que su cliente sea evaluado por dos forenses del Instituto de Medicina Legal de la Audiencia Nacional para la elaboración de un informe "detallado" sobre su actual estado de salud, según han informado fuentes jurídicas.

A lo que no se opone la letrada es a que esa nueva evaluación sobre la evolución de la enfermedad del etarra se haga con el historial clínico y los informes médicos que obran en la causa y cuyos resultados, según su recurso, "son objetivos".

Castro encargó el pasado 19 de julio a dos forenses "un informe detallado" sobre el estado de salud de Bolinaga, atendiendo a la petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de que se hiciera una "nueva evaluación de las circunstancias que concurren en el enfermo, pues ya ha sido objeto de tratamiento" durante los once meses que lleva en libertad condicional. El fiscal del caso, Pedro Rubira, hizo esta solicitud tras conocer el último informe médico del Hospital Donostia, dónde Bolinaga está siendo tratado, y que mantenía que el cáncer que padece es irreversible y no puede ser tratado en prisión.

La Fiscalía recela de ese último informe porque, según el escrito que Rubira dirigió a Castro, "lo que no se alcanza a entender, y resulta difícilmente inexplicable, es que no haya variado el pronóstico vital", transcurrido el tiempo de media que le dio de vida y habiéndose sometido a un tratamiento.